Skip to Content

Transporte en bicicleta

Uso de bicicleta

La bicicleta es un medio perfecto para desplazarse por ciudad. No contamina, no consume, se evitan atascos, se hace deporte y tanto los niños como los adultos disfrutan montando en ella. 

Tanto si van como pasajeros como si son los propios conductores de la bicicleta, es importante que los padres y niños sigan una serie de recomendaciones para desplazarse en bicicleta de forma segura. Debemos tener en cuenta que una bicicleta no es solo un juguete sino también un medio de transporte:

-Si van como pasajeros:

Por supuesto, es importante que la bicicleta esté en buen estado: frenos, ruedas, luces… 

Respecto al equipamiento de seguridad, todos los niños que van como pasajeros deben ir con casco. Respecto a los adultos, pueden no llevar casco si circulan por vía urbana. Sin embargo, se recomienda que lo usen, aunque se encuentren dentro de esta restricción. Por un lado, están más protegidos y, por otro, dan ejemplo e inculcan este comportamiento en los más pequeños. 

Igualmente, se deben usar elementos reflectantes y luces para que seamos más visibles para el resto de usuarios, así como ropa con colores llamativos. 

Recordamos que un adulto (mayor de 18 años) solo se puede llevar un niño como pasajero si es menor de 7 años. Los niños deben ir acomodados en un asiento adicional homologado según la norma UNE-EN 14344:2005. Estos asientos tienen respaldo, arnés y reposapiés. Hay que asegurarse de que el asiento esté perfectamente anclado a la bicicleta. Lo más habitual es utilizar una silla trasera, que se coloca sobre un portaequipajes, pero también hay sillas delanteras, que se colocan sobre la barra, entre el sillín y el manillar.

Existen también los remolques pequeños para bicicletas, aunque no está regulado de manera expresa y general. Dentro de vías urbanas, el reglamento dice que hay que atender a lo dispuesto en las ordenanzas municipales. Por tanto, dependerá del ayuntamiento si se puede o no utilizar este tipo de remolques. En vías interurbanas no está permitido usar remolque como transporte de personas.

-Si son conductores de bicicleta:

Es muy importante enseñar a los niños las principales prácticas de seguridad que se deben seguir sobre una bicicleta, así como las normas de circulación. Hay que tener en cuenta que en un primer momento los padres estarán presentes para enseñar al menor a usar la bicicleta pero llegará un momento en que ya puedan usarla solos y la utilizarán para sus desplazamientos. Por ello es importante inculcarles una serie de normas desde el principio a fin de que terminen haciéndolas suyas. 

El casco se debe utilizar en todo momento y especialmente cuando están aprendiendo a montar en bicicleta, tanto si van con ruedines como si ya han dado paso a las dos ruedas. Recordamos que en España es obligatorio el casco en vías interurbanas. También deben se debe llevar casco  en ciudad siempre que sea menor de 16 años. A pesar de encontrarnos o no dentro de estos rangos, hay que tener en cuenta que el casco protege y, por ello, es recomendable llevarlo en todos los casos. 

Luces, chalecos y elementos reflectantes, colores llamativos…todo suma y hace que el ciclista sea más visto por el resto de usuarios. 

Si hablamos de niños muy pequeños, deben circular por la acera y siempre acompañados de sus padres y/o tutores. El resto de ciclistas, se recomienda el uso de ciclovías o carril bici. Hay que tener en cuenta que no se puede ir montado en la bici por la acera a no ser que sean niños pequeños. Es peligro para los peatones y para el propio ciclista. 

Si no hay carril bici, deberán hacerlo por la calzada. Cuando los ciclistas van por la calzada, deben respetar las normas de circulación ya que son un vehículo más. Es fundamental respetar las prioridades en los cruces (cedas y stops), los pasos de peatones (siempre deben bajarse de la bici si van a cruzar por uno y ceder el paso a los peatones), los semáforos y las señales de “dirección” prohibida, así como deben mirar muy bien antes de realizar giros y que lo señalicen. 

También se debe tener precaución con los coches estacionados, ya que pueden abrir la puerta en cualquier momento y los ciclistas, debido al su tamaño, son poco visibles. 

Por supuesto, se deben evitar distracciones: no se puede utilizar el teléfono móvil mientras se conduce una bicicleta y tampoco se puede ir con los auriculares, ya que no se escucha a otros vehículos y es peligroso. 

Si se va a utilizar la bicicleta de noche, ésta debe contar con elementos reflectantes en diferentes partes, que capten la luz de los faros de los automóviles. Lo mínimo es un reflectante en la parte trasera, de color rojo, un par de reflectantes en el lateral, en las ruedas, de color naranja, y un reflectante en la parte delantera, de color blanco.

También es imprescindible llevar luces, además de los reflectantes. Una detrás, de color rojo, y una delante, de color blanco. La luz puede ser fija o intermitente, pero debe llevarse encendida. Hoy en día con los sistemas de iluminación LED las baterías de las luces de bicicleta duran más tiempo, y además son recargables.

Por último, en esta infografía ofrecemos recomendaciones para utilizar una bicicleta eléctrica de forma segura.

Back to top