Skip to Content

Niños con necesidades especiales, ¿qué recomienda la Guía del Hospital Infantil de Cincinnati (EEUU)?

Recomendaciones Cincinnati

14/01/2016

Todo lo que se pueda escribir o hablar sobre la seguridad de los niños es poco teniendo en cuenta que son las personas más vulnerables dentro del vehículo. En Fundación MAPFRE estamos muy concienciados sobre la importancia de explicar a los padres y tutores la necesidad de que los menores viajen en coche con la mayor protección.

En esta ocasión nos hacemos eco de la guía del Hospital Infantil de Cincinnati en Ohio, Estados Unidos, en la que se pone especial atención a los niños con necesidades especiales.  Y es que, muy a nuestro pesar, los asientos convencionales para el coche no cubren las necesidades de estos niños. Esta organización es de las pocas que promueven el desarrollo de guías únicamente pediátricas y se han convertido en recursos de referencia.

Ya os hemos ido contando los diferentes sistemas disponibles en el mercado para que niños con necesidades especiales viajen en coche protegidos y lo más cómodo posible. Pero, además, es importante seguir una serie de recomendaciones:

  • No se debe nunca modificar el diseño de un asiento infantil de seguridad ni desviarse del uso indicado en su manual de instrucciones –a no ser que se haya sometido a pruebas de choque y esté homologado para dicho uso especial-. 

  • Los asientos que mayor apoyo al tronco y protección son los que disponen de arnés interno de cinco puntos

  • Una solución para evitar que la cabeza del bebé se caiga hacia adelante es inclinar el respaldo de la sillita hasta que forme un ángulo de 45º respecto a la vertical, pero sólo si lo permite el fabricante del asiento y viene reflejado en las instrucciones. Para niños de más de 9 kilos con poco control de su cabeza, se puede utilizar un asiento convertible orientado hacia delante que permita reclinar el respaldo. 

  • Para mejorar el apoyo postural lateral del cuerpo y la cabeza se pueden utilizar toallas o mantas enrolladas. También se pueden colocar entre la cinta del arnés situada entre las piernas del niño y su cuerpo, para evitar que éste se deslice hacia abajo en su sillita; o incluso debajo de las rodillas para elevar las piernas. 

  • Nunca utilices cintas y otros elementos –de modo independiente al resto de su cuerpo- para sujetar la cabeza del niño. 

  • Si junto al niño debe acomodarse un equipo médico –monitores, botellas de oxígeno, máquinas de succión, muletas, sillas de rueda o ventiladores-, éste deberá ir bien sujeto y asegurado en el vehículo. Y para ello nunca utilices el mismo cinturón de seguridad que está sujetando la silla del niño. Ten en cuenta que la duración de las baterías de dicho equipos médicos debe ser superior al doble de la duración estimada del viaje.

Niños activos, ¿qué recomienda la guía?

La guía infantil del hospital de Cincinnati recomienda realizar paradas frecuentes para descansar y no soltar nunca al niño de su sillita durante los desplazamientos. Si el niño necesita un descanso hay que realizar una parada tan pronto como sea seguro.

También es importante no premiar los comportamientos como gritar o suplicar con excepciones a lo anterior.

Back to top