Skip to Content

Psoriasis en niños: ¿qué hacer para mejorar su seguridad vial y comodidad?

Psoriasis en niños: ¿qué hacer para mejorar su seguridad vial y comodidad?

25/10/2017

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria autoinmune de la piel originada por un trastorno en el sistema inmunitario. Causa picazón o parches dolorosos de piel más gruesa y enrojecida con escamas, y aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, suele distinguirse en los hombros y rodillas, el cuero cabelludo, la cara o las palmas de las manos.

En las personas afectadas por este trastorno, el proceso de recambio celular tiene lugar en 4 o 5 días, en lugar de en los aproximadamente 30 días que suele durar en las personas sanas: las células crecen demasiado rápido. Se suele dar en adultos y a veces es hereditaria, pero también se da en niños. 

Para viajar con niños que sufren de psoriasis hemos de tener en cuenta varias cosas: en primer lugar, los posibles factores que pueden empeorar la psoriasis; en segundo lugar, las rutinas a tener en cuenta para hacer el viaje más placentero.

Entre los factores que pueden hacer que aparezcan brotes de psoriasis, o que estos se hagan más graves, están el estrés, infecciones, la sequedad en la piel o algunas medicinas. También los cambios climáticos pueden afectar a las personas con psoriasis, sobre todo en los cambios de estación y en presencia de frío.

Por otro lado, el calor excesivo, las quemaduras por efecto del sol o algo tan aparentemente inocuo como un baño refrescante en la piscina puede hacer que la piel se resienta o que sobrevenga un brote de psoriasis. Esto es algo a tener muy en cuenta especialmente en los viajes, y en concreto en los viajes en coche.

Para la mayor comodidad del niño hemos de ser especialmente cautos a la hora de controlar la temperatura en el habitáculo. Temperatura y humedad son claves, pero en los viajes largos el sol es también un factor muy importante a tener en cuenta, porque independientemente de la estación del año en que viajemos, los rayos de sol pueden incidir durante mucho tiempo en la piel del niño

El uso de una crema con un factor de protección elevado es algo obligatorio (y en general es siempre recomendable, con o sin padecer psoriasis) para evitar las quemaduras y ese factor detonante que mencionamos. Además, es fundamental mantener hidratados a los niños en todo momento, especialmente mientras están sentados en su silla de auto en ruta.

En el caso de necesitar medicación, la prevención y la planificación de un viaje es fundamental para asegurar su correcta conservación durante el trayecto y la estancia. Este punto ha de ser consultado con el especialista antes de salir, y hemos de poner especial cuidado en mantener una temperatura fresca y lo más estable posible, huyendo de los maleteros recalentados, o las zonas más cálidas del coche. Una nevera portátil con gran factor de aislamiento se hace necesaria.

Por último, y no menos importante, es muy conveniente mantener las rutinas habituales aun cuando estemos de viaje. Dormir más o menos a la misma hora es muy importante para no alterar los patrones de suelo. Además evitar el estrés en cualquiera de sus formas, utilizar ropa cómoda o mantener una higiene apropiada son recomendaciones muy frecuentes para pacientes con psoriasis.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top