Skip to Content

¿Por qué los 'inventos caseros' pueden ser peligrosos para transportar a niños con necesidades especiales?

¿Por qué los 'inventos caseros' pueden ser peligrosos para transportar a niños con necesidades especiales?

19/02/2018

Todos los niños, sin excepción, tienen derecho a viajar en condiciones óptimas de seguridad. Esto quiere decir, que todos los niños tienen derecho a poder utilizar un sistema de retención infantil apropiado a su altura y peso y, sobre todo, adecuado a sus características. Y es que no todos los menores tienen las mismas necesidades. Hay niños que nacen con una serie de necesidades especiales y otros que las adquieren a lo largo de su vida. Sin embargo, todos deben viajar de forma segura. 

Esto lleva a muchos padres a ingeniar formas en las que sus hijos puedan ir en coche de la mejor forma posible. En muchos casos ya no hablamos sólo de seguridad sino también de ergonomía. Niños que deben viajar lo más erguidos posibles, que necesitan de acolchonamiento especial o que tienen problemas respiratorios… Todos ellos son niños con necesidades especiales que requieren de sistemas de retención infantil especiales y que deben adaptar sus desplazamientos a estas características. Hemos ofrecido recomendaciones para viajar de forma segura en nuestra sección ‘Niños con necesidades especiales’. 

Lamentablemente, por lo general, no hay empresas que fabriquen este tipo de sistemas de retención infantil adaptados por ser antieconómicos, es decir, su creación requiere de una gran inversión y de elevados costes. Esto también conlleva que su precio final se vea muy encarecido, algo que muchas familias no se pueden permitir. A esto hay que sumar las escasas ayudas económicas para adquirir este tipo de sillas de coche. 

Por todo ello, los padres “crean” formas en las que sus hijos puedan viajar en coche. Sin embargo, hablamos de adaptaciones que se realizan a las sillitas y que pueden comprometer la seguridad del menor y que no están debidamente homologadas. Se crean cucos artesanales sin la debida sujeción, incluso se han llegado a realizar adaptaciones con tablas de surf, tal y como ha relatado Miguel Rodríguez Molina, Fisioterapeuta de la Asociación Huesos de Cristal (AHUCE) con motivo de la ‘Jornada Internacional ‘Niños con Necesidades Especiales y su Seguridad en los Desplazamientos’, realizada por Fundación MAPFRE para abordar esta problemática. 

Debemos tener en cuenta que un fabricante sólo garantiza la seguridad del SRI si no se ha realizado ninguna modificación, ya que esto puede afectar a su funcionamiento en caso de accidente. Por este motivo, la jornada concluyó que esta problemática sólo se puede abordar desde un punto de vista multidisciplinar, ya que no hay soluciones técnicas específicas ni una normativa concreta de cómo deben viajar.

Y es que además de garantizar la seguridad, hay que proporcionar dignidad en los desplazamientos, sobre todo en los casos más severos. 

Conscientes de esta problemática, cada vez son más los que se preocupan por estos niños. Así, por ejemplo, Bébé Confort cuenta con Opal, un sistema de retención infantil específico para niños que tienen displasia de cadera. Aunque no está a la venta, el fabricante ofrece la opción de alquilarla a través de su servicio de Atención al Cliente mientras que el niño esté recibiendo tratamiento.

Desde Fundación MAPFRE, con el diseño de Safedesign y la colaboración de la Asociación Nacional Huesos de Cristal de España (AHUCE) y la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), también se está trabajando en una sillita de coche específica para niños con osteogénesis imperfecta o más conocida como la enfermedad de los huesos de cristal. Con el nombre de ‘Gemini’, la silla ha sido diseñada para los Grupos 1 y 2. Cuenta con laterales abatibles para que se pueda colocar el niño de manera plana sin ocasionarles lesiones y dispone de un arnés de 3 puntos con retractor de emergencia para sujetar adecuadamente al niño. 

El SRI se coloca en un ángulo de 45 grados ya que es menos peligroso para la tensión del cuello y es considerado un ángulo de confort. Igualmente cuenta con espuma memory form para que se pueda adaptar a las características específicas de cada niño. 

Actualmente el prototipo se encuentra en fase de optimización económica fin de que un fabricante, también apelando a su responsabilidad social, lo ponga a disposición de las familias.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top