Skip to Content

21 de diciembre: Día del Niño con Cáncer. Consejos para viajar en coche

21 de diciembre: Día del Niño con Cáncer. Consejos para viajar en coche

19/12/2016

Cada caso de cáncer tiene sus propias necesidades específicas. No solo variarán entre las diferentes personas, sino también con cada tipo de cáncer, y sobre todo con cada tratamiento y la situación concreta de cada paciente. 

No se pueden dar los mismos consejos a un paciente entre tratamientos, que a otro que lo haya completado, que a otro paciente que haya tenido cirugía recientemente (y este, a su vez, no necesita exactamente las mismas precauciones y cuidados que un paciente con cirugía en el pasado).

No obstante, nos podemos plantear una serie de consejos generales para viajar con niños que sufren cáncer, consejos que además pueden aplicar a pacientes adultos salvo en algunos puntos específicos.

Lo primero es planificar el viaje con la ayuda del equipo médico del paciente, sobre todo en el caso de los niños. Posibles restricciones son que las fechas del viaje interfieran con el tratamiento programado, como la quimioterapia, la radioterapia o la cirugía. El oncólogo es quien mejor puede sopesar el mejor momento para viajar.

La participación del oncólogo infantil al hacer planes con un niño con cáncer es de una gran ayuda para seleccionar las fechas de viaje, la ubicación, el modo de viajar y las actividades que funcionarán mejor para el niño. Por ejemplo, si el recuento sanguíneo tiene trazas de caer, o está muy bajo ya, el doctor podría sugerir aplazar el viaje para otro momento. En previsión de que dicho recuento caiga, el equipo médico puede aconsejar a los padres qué precauciones tomar con respecto a la aparición de fiebre o el uso de una mascarilla protectora en los aeropuertos u otros lugares llenos de gente, entre otras cosas.

El viaje en coche tiene una ventaja sobre otro tipo de transporte, y es la libertad de movimientos. En coche podremos parar las veces que sea necesario y descansar con frecuencia, algo que en un avión no podríamos hacer a voluntad, entre otras posibles complicaciones que podrían ocurrir debido a las peculiaridades de este sistema de transporte.

¿Qué llevar cuando viajamos con un niño con cáncer?

Toda la información médica lo más detallada posible, en la forma de un documento del equipo médico o el farmacéutico detallando todos los medicamentos prescritos para el tratamiento del cáncer, incluyendo dosis, tiempos, renovaciones, etc. Hemos de tener claro si los medicamentos que transportamos son legales en nuestro destino, si es que es fuera del país. También es muy importante consultar a los médicos del niño cualquier medicamento potencialmente necesario, como anti-náuseas o antibióticos.

Siempre es buena idea informarse sobre el destino por si surge una necesidad médica urgente. Los números de emergencias, los números de teléfono del hospital, su dirección y cómo llegar a él son datos necesarios por precaución. Además, conviene consultar con la aseguradora, informando de la situación y de la condición médica del niño.

Algunos consejos extra:

• Ten previsto llevar más medicamentos de los que crees que necesitará, por si la estancia se alarga demasiado de forma inesperada. 

• Todos los medicamentos deben mantenerse en sus recipientes originales, a prueba de niños.

• En el coche, no se deben guardar los medicamentos en la guantera o maletero, para evitar su exposición a calor y humedad en exceso que pueden estropear los medicamentos. 

• Lo mejor es llevar los medicamentos usted en una bolsa de mano al alcance porque puede que el niño necesite una dosis durante el viaje. 

• Aunque el uso de una mascarilla facial no siempre es cómodo para los niños, es esencial para ayudar a mantener alejados los gérmenes.

• Al viajar a un clima cálido, conviene recordar que ciertos medicamentos pueden aumentar la sensibilidad de la piel al sol, así que es recomendable llevar y aplicar un protector solar con protección alta.

Además de todo esto, pensemos también en la comodidad y el placer del niño durante el propio viaje, y las vacaciones. Podemos pensar en llevar su almohada favorita, gorras o gorros cómodos para la cabeza cuando el pelo escasee, y juguetes, juegos y música para su distracción y relax durante el viaje.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top