Skip to Content

¿Niño prematuro? Sigue estos consejos para que viajen de forma segura en coche

¿Niño prematuro? Sigue estos consejos para que viajen de forma segura en coche

13/11/2018

Uno de cada trece niños recién nacidos en España es prematuro, según la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM). Además, el porcentaje de niños prematuros ha aumentado en los últimos años en un 36% entre 1996 y 2013 (según el INE). 

Las causas de la prematuridad son múltiples, si bien se estima que son factores determinantes las técnicas de reproducción asistida, los partos múltiples, el estrés laboral, los problemas de salud en la madre y el retraso de la maternidad. Aparte del hecho de nacer de forma prematura, estos bebes tienen un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud, cuya gravedad dependerá en gran medida del grado de prematuridad.

Estos bebés pueden sufrir complicaciones graves como, por ejemplo, déficit sensorial, parálisis cerebral, infecciones respiratorias o enfermedades crónicas. Además, el desarrollo del sistema inmunitario de estos niños está incompleto, por eso son propensos a infecciones que se pueden volver muy graves en poco tiempo, y cuentan con desarrollos incompletos también en el aparato respiratorio y digestivo.

Precauciones para viajar de forma segura en coche con niños prematuros

Los niños prematuros, por lo comentado anteriormente, no pueden permanecer sentados en la silla del coche por largos períodos de tiempo. La posibilidad de padecer problemas respiratorios y la posible debilidad muscular para respirar en posturas no naturales hace que sea un riesgo que, sobre todo, debe valorar el médico en el momento en que se da el alta a estos pacientes.

Es fundamental, en primer lugar, ponerse en manos del pediatra para saber a ciencia cierta si el niño puede viajar de forma segura en coche, o cualquier otra duda que surja a sus padres en los primeros días fuera del hospital.

En el coche, hemos de poner un límite máximo de una hora sentados en la sillita de auto, además de reclinar al máximo posible el respaldo para que viaje lo menos erguido posible. 

Por supuesto, los niños deben viajar en mirando hacia atrás siempre (esto es una norma general para todos los niños, pero para tener en cuenta especialmente con estos niños). Un adulto debe viajar con ellos en los asientos traseros, principalmente para asegurarse de que todo transcurre con normalidad y mantener contacto visual con el bebé.

Debe reservarse el uso del portabebés para los desplazamientos en automóvil, mientras que para otros casos se ha de elegir un sistema de transporte de paseo adecuado al niño. Es importante, puesto que las sillitas para coche no están indicadas, por lo general, para ser utilizada de paseo.

Tienes más información en esta completa infografía.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top