Skip to Content

¿Cómo debe viajar mi hijo si sufre displasia de cadera?

¿Cómo debe viajar mi hijo si sufre displasia de cadera?

22/08/2016

La displasia de cadera, también conocida como displasia evolutiva o del desarrollo de la cadera, aparece en 3 de cada 1.000 niños. ¿Cómo debemos viajar con un niño que tiene displasia de cadera? En ‘Seguridad Vial Infantil’, Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, hemos hablado con el doctor Gaspar González Moran, Jefe de sección de Traumatología y Ortopedia pediátrica del Hospital de La Paz de Madrid, quien nos ha ofrecido unas recomendaciones.

La displasia de cadera es especialmente frecuente en los recién nacidos, es más común en niñas y se da sobre todo en la cadera izquierda. Se trata de un desarrollo anormal de la articulación que se encuentra entre la cabeza del fémur y la cavidad de la cadera, lo que provoca un desplazamiento hacia afuera de la cabeza del fémur. 

Si la cabeza del fémur y la cavidad donde debe ir no encajan, el hueso tiende a salirse de la cadera. En algunos casos más graves, el hueso se queda fuera de forma permanente. 

Los tratamientos que suelen recibir los niños varían según la gravedad y la edad del menor. Pueden ser desde una breve recomendación postural (como dormir boca arriba con las piernas abiertas o llevar al niño a horcajas) hasta llevar diferentes tipos de prótesis o incluso una cirugía (en los casos más graves).

VIAJAR DE FORMA SEGURA CON NIÑOS CON DISPLASIA DE CADERA

Displasia de cadera

El doctor Gaspar González Moran, Jefe de sección de Traumatología y Ortopedia pediátrica del Hospital La Paz, señala que ‘en general, la posición recomendada es la que mantiene las piernas separadas y las caderas y rodillas dobladas’. 

Por el contrario, deben evitarse aquellas posturas con las piernas juntas y estiradas. ‘Debe elegirse, por tanto, un asiento de anchura suficiente para permitir que las piernas estén separadas’, indica. 

¿Debemos tener un sistema de retención infantil especial? El doctor indica que depende de si el niño lleva algún tipo de dispositivo como puede ser un arnés, prótesis o escayola… En el primer caso, se debe buscar ‘un asiento que, además de los requerimientos de seguridad habituales, tenga un tamaño capaz de contener al paciente con dicho dispositivo de tratamiento’, remarca el doctor.

De hecho, actualmente ‘existen dispositivos especiales para niños con escayolas que no caben en asientos convencionales. En este caso el niño puede viajar tumbado en vez de sentado y sujeto con este tipo de arnés que se engancha a los cierres de los cinturones de seguridad de los asientos traseros’, recomienda.

Como hemos indicado, la displasia de cadera puede tener diferentes tratamientos. Podemos diferenciar entre ‘el no quirúrgico, mediante dispositivos que mantienen la cadera en una posición segura (piernas abiertas y flexionadas) y el quirúrgico, dirigido a asegurar el encaje anatómico de la articulación de la cadera. Estos niños pueden viajar, siguiendo las recomendaciones antes descritas, aunque no son aconsejables los desplazamientos a largas distancias’.

Así, en caso de cirugía, ‘se deben seguir las recomendaciones mencionadas anteriormente, dependiendo de si el paciente lleva una inmovilización con escayola o no’, señala el Jefe de sección de Traumatología y Ortopedia pediátrica del Hospital de La Paz.

Opal

SILLA ESPECIAL PARA NIÑOS CON DISPLASIA DE CADERA

Hemos mencionado la necesidad de contar con sillitas especialmente anchas para los niños con displasia de cadera. 

En el mercado podemos encontrar algunos ejemplos, como la silla modelo Opal, de Bébé Confort, especial para estos niños, ya que ofrece mayor espacio para las piernas y un soporte extra en la espalda. 

Esta silla se utiliza, por primera vez, como un asiento orientado hacia atrás hasta aproximadamente 15 y 18 meses. Posteriormente, se puede colocar mirando hacia delante.

Aunque no está a la venta, el fabricante ofrece la opción de alquilarla a través de su servicio de Atención al Cliente mientras que el niño esté recibiendo tratamiento. Pueden encontrar toda la información aquí.

Tal y como nos ha señalado Lidia Herrero, responsable de atención al consumidor en España de Bébé Confort, ‘no es necesario ningún mantenimiento específico’ para esta sillita. De hecho, simplemente se recomienda seguir las instrucciones del fabricante en lo que respecta a su colocación y uso.

Esta silla especial para niños con displasia de cadera puede ser utilizada durante el tiempo que especifique el tratamiento, algo que se acordará entre el consumidor y Dorel Hispania, señala Lidia Herrero.

‘La sillita Opal Displasia se puede usar desde el nacimiento hasta los 4 años de edad. Dispone de un sencillo sistema de rotación, para llevar al niño mirando hacia atrás y hacia delante, sin volver a instalar la correa de enrutamiento’, indica la responsable de atención al consumidor en España. Además, se puede ajustar la altura del cabezal en 6 posiciones, ofreciendo apoyo y seguridad al mismo tiempo. ‘Con una sola mano se debe ajustar el arnés a los ganchos de la correa: manteniendo el arnés abierto al colocar al menor. El indicador de altura ayuda a saber cuándo es el momento de cambiar de atrás hacia adelante’, explica.

La sillita cuenta con un amplio espacio para los niños con piernas poco ferulizadas, que es de tan vital importancia para los niños con displasia de cadera. En este sentido, hay que destacar lo importante que es apoyar bien la espalda cuando se acomode al niño a la sillita para ofrecerle más comodidad llevando un arnés pélvico o yeso.

En este sentido, os recomendamos la infografía: ‘Transporte de niños con miembros escayolados’. 

Transporte de niños con miembros escayolados


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top