Skip to Content

¿Cómo deben viajar en coche los niños con plagiocefalia?

¿Cómo deben viajar en coche los niños con plagiocefalia?

19/07/2018

La plagiocefalia es una condición que hace que se desarrolle una zona plana o asimétrica en la cabeza del bebé. El tipo más común es la plagiocefalia posicional, que ocurre cuando el aplanamiento de la cabeza se desarrolla debido a algún tipo de presión externa. No suele ser grave, y es reversible, pero es preocupante para muchos padres.

La plagiocefalia se debe a que los cráneos de los recién nacidos son blandos y maleables porque todavía no están soldados los diferentes huesos del mismo. Esto significa que, si el bebé descansa en una posición concreta durante mucho tiempo, corre el riesgo de que la zona de apoyo se vuelva plana. Curiosamente, al generalizarse las recomendaciones posturales para el descanso del bebé que limitan o minimizan la incidencia de la muerte súbita del lactante, los casos de plagiocefalia comenzaron a crecer en número.

También se da plagiocefalia durante el embarazo, sobre todo en ocasiones en las que el feto se posiciona de alguna manera en la que su cabeza se presiona, si viene de nalgas, o en embarazos múltiples.

Por último, existen casos de plagiocefalia que requerirán de cirugía. Se trata de los derivados de un defecto congénito que implica que una o más articulaciones del cráneo se cierran antes de tiempo, con lo cual el bebé puede sufrir una deformación severa. A este tipo de plagiocefalia se la conoce como craneosinostosis.

La mayoría de los casos se corrigen con la postura y el tiempo, pero si la deformación o el caso es severo, es muy posible que el niño deba utilizar una banda o casco hecho a medida de su cráneo durante casi todo el día, hasta 23 horas. De esta forma, con este casco ortopédico craneal se corregirá la deformación. El tratamiento puede durar entre dos y seis meses, aunque en el fondo depende de la edad del bebé y de la gravedad del problema.

Para el transporte de los niños con plagiocefalia en coche hemos de mantener unas precauciones básicas en cuanto a su postura. En los casos más leves, bastará con asegurarnos de que su cabeza no se apoye en la zona plana si se quedan dormidos durante el viaje. Para ello podemos utilizar algún cojín adecuado para su edad de manera que la cabeza se apoye sobre otro punto, y seguir las recomendaciones que damos en este completo artículo.

En el caso de que sea necesaria la banda ortopédica craneal, o el casco, y a pesar de que estas bandas no son muy pesadas, la cabeza del niño ocupará algo más de volumen y puede ser peligroso en caso de colisión si no tomamos medidas preventivas.

Para viajar en coche, por tanto, debemos seleccionar un asiento infantil que maximice el confort del niño proporcionando el suficiente espacio para la cabeza con su casco ortopédico. Dependerá de la edad del niño, por supuesto, pero dado que la mayoría de los casos se corrigen a edades muy tempranas, la posición de la silla será a contramarcha según dicta la ley. En todo caso, conviene seleccionar asientos infantiles orientados hacia atrás durante el mayor tiempo posible.

Como siempre, recomendamos que sea el especialista quien dictamine las condiciones especiales en las que debe viajar el niño afectado de plagiocefalia, puesto que cada caso será diferente a los demás. 

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top