Skip to Content

¿Existen ayudas para adquirir sillitas para niños con necesidades especiales?

¿Existen ayudas para adquirir sillitas para niños con necesidades especiales?

30/01/2019

Los niños con necesidades especiales requieren de continuos cuidados y atención específica según la enfermedad que padezcan. Son niños que pueden necesitar ayuda adicional debido a un problema médico, emocional o de aprendizaje. Como ya sabemos, es posible diferenciar entre diversas enfermedades y tipos de necesidades especiales, que pueden ser temporales, permanentes, físicas, no físicas, emocionales o de comportamiento.

No es posible generalizar cuando hablamos de las necesidades especiales, puesto que estas pueden venir dadas por enfermedades raras o por alguna discapacidad. En el caso de las sillas de auto para niños con necesidades especiales, dependerá no solo de la enfermedad o discapacidad que padezca el niño, sino también del criterio del especialista que lo trata. 

Muchos padres y familiares se preguntarán si existen ayudas para la compra de sillas de auto para niños con necesidades especiales. Por los motivos antes expuestos no podemos generalizar y dar una respuesta cerrada para todos los casos. Como una aproximación razonable, podemos describir las ayudas que se pueden solicitar en el caso de tener un hijo a cargo con una enfermedad grave. Estas ayudas se pueden solicitar cuando una de las personas a cargo del menor esté en situación protegida. Esta situación protegida tiene una serie de requisitos:

  • Que uno de los progenitores reduzca un mínimo del 50 % la jornada laboral.
  • Que ambos trabajen.
  • Que la reducción sea para atender el cuidado del menor a su cargo.
  • Que la enfermedad del menor esté incluida en listado que figura en el anexo del RD 1148/2011 (109 patologías dividas en 16 grupos).
  • Que haya un ingreso hospitalario previo de larga duración.
  • Que el cuidado requerido sea directo, continuo y permanente durante la hospitalización y tratamiento continuado de la enfermedad.

En el caso de la situación protegida, existe el derecho a la prestación, cuyo pago se mantendrá hasta que “cese la necesidad del cuidado del menor, alta médica por curación o mejoría de entidad suficiente, y todo ello justificado mediante informe del facultativo del Servicio Público de Salud responsable de la asistencia sanitaria del menor”.

Los requisitos para el beneficiario de la prestación son, además de la mencionada reducción de, al menos, el 50% de la jornada laboral:

  • Que se encuentren afiliados y en alta en algún régimen del Sistema de la Seguridad Social.
  • Que acrediten el período de cotización mínimo exigido. Se puede consultar esta información en el Artículo 5 del Real Decreto 1148/2011.

El derecho a la prestación (subsidio de devengo diario equivalente al 100% de la base reguladora) nace a partir del mismo día en que se inicie la reducción de jornada (hay un plazo de 3 meses para hacer la solicitud desde la fecha en que se produjo dicha reducción). El subsidio se reconoce por un periodo inicial de 1 mes, prorrogable por periodos de 2 meses mientras siga habiendo necesidad de cuidado directo, continuo y permanente del menor, como máximo hasta que el menor cumpla los 18 años.

El subsidio quedará en suspenso cuando se dé una situación de incapacidad temporal, durante los períodos de descanso por maternidad o paternidad, en los supuestos de riesgo durante el embarazo y de riesgo durante la lactancia natural y, en general, cuando la reducción de la jornada de trabajo concurra con cualquier causa de suspensión de la relación laboral.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top