Skip to Content

A la hora de elegir un coche, hay que preguntarse...

Preguntas frecuentes
Mostrar todo

La protección de los más pequeños se basa en el uso de sillitas infantiles de seguridad. Por eso debe optarse por un vehículo que permita instalar y utilizar con seguridad y comodidad el número de sillitas que se vaya a necesitar. Siempre que sea posible, los niños deben viajar en el asiento trasero del vehículo, y no todos los coches permiten que tres niños con sus sillitas viajen detrás al mismo tiempo.

Recuerda: Mejor grande y… ¡preparado para lo que venga!

Instalar una sillita infantil en el vehículo, así como sentar y abrochar en ella a un niño, son operaciones que normalmente exigen cierta libertad de movimientos y un fácil acceso a las plazas traseras. Los vehículos de tres puertas no permiten maniobrar con facilidad, por lo que los vehículos de cuatro o cincopuertas resultan mucho más cómodos.

Cinco mejor que tres

Al viajar con niños, sobre todo cuando son más pequeños, el equipaje es muy abundante: sillas de paseo, biberones, pañales, cambiadores, juguetes, comida, cunas de viaje… Todo ello debe tenerse en cuenta a la hora de buscar un vehículo para la familia.

Se necesita espacio para una guardería.

Aunque, en la actualidad, muchas sillitas son compatibles con la gran mayoría de los vehículos, en algunos casos puede ser difícil instalar correctamente determinados modelos de sillas infantiles en ciertos modelos de vehículos. Para eliminar cualquier duda, el mejor consejo es probar a instalar la sillita infantil en el vehículo que se piensa adquirir. Algunos asientos ISOFIX (link diccionario), por otro lado, solo pueden instalarse en ciertos modelos de vehículos (la lista de vehículos aprobados aparece siempre en las instrucciones de cada sillita).

Aunque la mayoría son compatibles, hay que informarse bien antes.

Se puede decir que ambos sistemas son muy seguros y que todo va a depender de la pericia para instalar adecuadamente la sillita. 

Mientras que con los anclajes ISOFIX no hay maniobra de error (aquí ofrecemos toda la información sobre este sistema), en el caso de instalar una sillita de coche con cinturón de seguridad hay que seguir todos y cada uno de los pasos que indica el fabricante, es decir, hay que pasar el cinturón por las ranuras señaladas por el fabricante del sistema de retención infantil (conoce aquí las diferentes formas de instalar una sillita).

El anclaje ISOFIX evita que se cometan errores en su instalación, por lo que la sillita se va a colocar correctamente y de manera mucho más fácil. En el caso del cinturón, hay que pasarlo por todas las ranuras y, además, procurar que quede tenso y sin dobleces. 

Sea cual sea el sistema elegido, ambos muy seguros y necesarios, hay que leer detenidamente las instrucciones dadas por el fabricante y seguir todos los pasos, tanto en la instalación como en la sujeción del menor.

Actualmente podemos encontrar diferentes sistemas de seguridad o dispositivos dentro de un coche que contribuyen a mejorar la seguridad vial infantil y que, por lo tanto, deberían tenerse en cuenta a la hora de elegir uno u otro vehículo.

Por un lado, hay que tener en cuenta que los sistemas de retención infantil (SRI) son los sistemas de seguridad por excelencia para los más pequeños. Los vehículos que cuentan con anclajes ISOFIX contribuyen a que se puedan instalar sin cometer errores y, por lo tanto, contribuyen a su seguridad. Hay que tener en cuenta que sujetar una sillita de coche con cinturón de seguridad también es seguro (siempre que así lo indique el fabricante) pero hay que seguir todos y cada uno de los pasos para no cometer fallos. Aquí abordamos cómo instalar y sujetar adecuadamente una sillita y a un niño.

Igualmente, muchos coches cuentan con asientos tamaño ‘i-Size’, es decir, son más grandes y permiten la instalación de sillitas de coche homologadas bajo la R-129 (aquí abordamos en qué consiste). Estos coches también suelen tener el suelo más reforzado para la instalación de sillitas con Pata de Apoyo y algunos cuentan con Top Tether.

Un factor a tener especialmente en cuenta con hablamos de familias numerosas es que los asientos traseros sean independientes y que haya tres asientos completamente diferenciados, permitiendo así la instalación de sillitas de coche en los tres asientos. 

Otra opción muy importante es la posibilidad de desactivar el airbag del copiloto, especialmente cuando en el caso de niños mirando hacia atrás. Recordamos que deben viajar obligatoriamente en los asientos traseros salvo tres excepciones que detallamos aquí.

También es muy importante que el automóvil cuenta con bloqueo de puertas automático para que los niños no puedan abrir las puertas cuando el coche está circulando y bloqueo de ventanas. Los retrovisores ayudan igualmente a controlar a los más pequeños, especialmente el central. Si se coloca un espejo en el reposacabezas del asiento trasero donde está la sillita mirando hacia atrás, el conductor puede observar a través del retrovisor central la cara del menor sin apenas retirar la mirada de la carretera. 

Hoy en día los vehículos cuentan con airbags frontales avanzados capaces de detectar la gravedad del accidente e incluso el tamaño del pasajero, si se está usando el cinturón o la sillita y la posición del asiento. Incluso son capaces de suprimir el airbag si hay niños.  Muy útiles son también los airbags laterales, que protegen a los pasajeros en caso de impactos laterales. Debido a que se despliegan rápidamente, lo más aconsejable es colocar al menor en el asiento trasero central.

Igualmente podemos encontrar ventanas automáticas que son capaces de detenerse si encuentra con algo en su camino, apertura del maletero desde dentro por si se queda un niño encerrado dentro del vehículo y un sistema muy importante, un aviso sonoro que alerta si un pasajero lleva o no el cinturón de seguridad, también aplicable a los sistemas de retención infantil.

Back to top