Skip to Content

Embarazo y conducción

Embarazo y conducción

Viajar con niños de forma segura

La guía ‘Bebés y niños seguros en el coche. Sillas para automóviles’, realizada por Fundación MAPFRE y la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) está dirigida a padres para mejorar la seguridad vial infantil. 

La guía ofrece consejos para niñas y niños con necesidades especiales, profundiza en los diferentes tipos de sillas y destaca las normas de homologación. Igualmente, se aborda la legislación española en lo que respecta a automóviles particulares, taxis y autocares, se ofrecen consejos para elegir una buena silla y se enumeran las 10 claves de seguridad de los niños y niñas en el automóvil.

Fundación MAPFRE ha puesto en marcha un sorteo de 10 sillitas del Grupo 0+ Pebble de la marca Bébé Confort

Tal y como indican las bases, el plazo para participar ha finalizado el 31 de diciembre de 2016. El sorteo se celebrará el día 15 de enero de 2017 ante Notario de Madrid. 

La protección del bebé comienza en el embarazo.

Todavía muchas mujeres embarazadas piensan que el cinturón podría dañar a su futuro bebé en caso de colisión. Hay que recordar que la mejor manera de proteger al futuro bebé es protegiendo a la madre, y lo más seguro en el automóvil es ponerse el cinturón de seguridad. Algunos consejos en esta materia ayudan a prevenir accidentes. Entra aquí y entérate de más recomendaciones.

Embarazo y Conducción 

embarazo-y-conduccion.jpg

En general, las mujeres embarazadas pueden conducir y viajar en automóviles, utilizando con normalidad el cinturón de seguridad, excepto si su médico lo desaconseja. Cuando el ginecólogo dude sobre el uso del cinturón de seguridad hay que limitar los desplazamientos en automóvil, en la medida de lo posible.

En determinados casos, a medida que avance el embarazo, también puede ser aconsejable dejar de conducir y viajar en otro asiento. Por ejemplo, cuando sea imposible conseguir una postura de conducción cómoda o cuando el vientre de la madre quede situado demasiado cerca del volante.

Cuando se realizan viajes largos, conviene aumentar el número de paradas de descanso y que la embarazada camine para activar la circulación.

Para volver a conducir después de dar a luz, normalmente se recomienda esperar 3 semanas después de un parto sin complicaciones, y no hacerlo antes de 6 semanas tras un parto por cesárea. Nuestra recomendación siempre es consultar a los profesionales médicos (ginecólogo u obstetra, comadrona…).

¡Muy importante! Si estás embarazada, es preciso acudir al ginecólogo en caso de estar implicada en un accidente, aunque sea leve.

Cinturón de seguridad. Consejos básicos 

cinturon-seguridad.png

Las mujeres embarazadas deben usar siempre el cinturón de seguridad: es la mejor manera de proteger tanto a la madre como al futuro bebé.

Las excepciones deben estar debidamente justificadas por el correspondiente profesional médico. Desde el punto de vista legal, es preciso disponer de un certificado médico.

Utilizar conjuntamente el airbag y el cinturón es aún más seguro. Por ello, no es aconsejable desconectar el airbag, aunque también es importante sentarse lo más lejos posible del volante o del salpicadero.

Y, cuando llegue el feliz momento…

El bebé debe ir correctamente protegido en una sillita o cuco para bebés desde su primer desplazamiento del hospital o maternidad a su nuevo hogar.                  



 


 

Back to top