Skip to Content

Otros factores


A la hora de elegir la mejor silla, hay muchas cosas que hay que tener en cuenta: el peso, la estatura, la edad… Pero tranquilo, porque con todo lo que te vamos a contar, va a ser muy fácil que conozcas con detalle lo que debes saber a la hora de elegir. Cuatro puntos clave que no debes pasar por alto. 

¿Quieres conocerlos todos?


otros-factores.png Cuidar todos los detalles que influyen a la hora de comprar una silla es fundamental para elegir correctamente.

El asiento debe estar siempre homologado, lo que garantiza que cumple con las condiciones mínimas de seguridad exigidas por los gobiernos de cada país. Los asientos homologados muestran en un lugar bien visible su correspondiente “etiqueta” de homologación.

Aunque algunos asientos infantiles sean similares exteriormente, pueden esconder ligeras modificaciones de diseño que, a pesar de no resultar apreciables desde el exterior, pueden afectar al nivel de protección ofrecido por el asiento. Los clubes de automovilistas y asociaciones de consumidores europeos ofrecen en sus estudios de valoración de asientos listas de asientos equivalentes vendidos con nombres, marcas o denominaciones comerciales diferentes

Se ajusta a su peso y altura

Los sistemas de retención infantil se dividen en grupos en función del peso y la altura del niño.

La altura es uno de los factores más importantes: si la coronilla (o parte superior de la cabeza del niño) -queda por encima del borde superior del respaldo del asiento, entonces hay que pensar en cambiar la sillita por una de un grupo superior-

Obtiene una buena valoración

De choque y facilidad de uso que realizan clubes de automovilistas y asociaciones de consumidores

Resulta sencillo y cómodo de utilizar

Gracias a ello, se utiliza en todos los viajes, por cortos que sean. La facilidad de uso quiere decir que el asiento:

  • Se instala con facilidad y queda firmemente sujeto al vehículo (consultar también la sección “Errores frecuentes”, donde se incide sobre el peligro que supone instalar una sillita en el vehículo con holguras excesivas).
  • Permite sentar al niño con facilidad y de modo que el arnés o el cinturón se ajuste al cuerpo del niño sin holguras.
  • Permite que el niño viaje cómodamente, también en viajes largos. El asiento no le debe venir ni demasiado grande ni demasiado pequeño; ni quedar demasiado erguido ni demasiado tumbado; su tejido ha de ser transpirable de cara al tiempo más caluroso; el acolchado no debe ser ni demasiado blando ni demasiado rígido..

Dispone de sistema ISOFIX...

Un sistema de sujeción entre las sillas de seguridad infantiles y los asientos del vehículo que simplifica esta operación, evitando errores de montaje o de tensado de algunos modelos de asientos del grupo III consisten en únicamente un cojín elevador, sin respaldo. En estos casos, la ausencia de respaldo significa “estar desprotegido ante un choque lateral” en la mayor parte de los vehículos. Por eso, en estos casos es recomendable utilizar un asiento que disponga de respaldo y de “orejas” laterales de suficiente tamaño y acolchado adecuado. Junto a los dos anclajes del asiento, ISOFIX cuenta con un tercer punto de anclaje: un tirante llamado Top Tether que suele encontrarse en la parte trasera del asiento, junto al reposacabezas, o una pata que se apoya en el suelo del maletero.

Back to top