Skip to Content

Cuatro claves


A la hora de elegir la mejor silla, hay muchas cosas que hay que tener en cuenta: el peso, la estatura, la edad… Pero tranquilo, porque con todo lo que te vamos a contar, va a ser muy fácil que conozcas con detalle lo que debes saber a la hora de elegir. Cuatro puntos clave que no debes pasar por alto. 

¿Quieres conocerlos todos?

La altura

La altura

Cuando vayamos a elegir un sistema de retención infantil homologado bajo la normativa i-Size tomaremos como referencia la altura del menor.

Debemos tener en cuenta que la altura es el factor determinante para elegir el mejor SRI.¿Hasta cuándo deben utilizar una sillita infantil los niños? De su altura depende que puedan dejar de utilizarla y poder sentarse directamente en el coche y usar el cinturón de seguridad de adultos.

Si la estatura del niño es igual o superior a 135 cm, los menores de edad pueden utilizar el propio cinturón de seguridad para adultos, incluido el del asiento del pasajero delantero, siempre que se ajuste correctamente y se tengan estos elementos en cuenta:

La espalda

El niño debe poder sentarse apoyando toda su espalda contra el respaldo del asiento del vehículo y poder mantenerse así a lo largo de todo el viaje.

Las piernas

En esta posición, las piernas deben doblar con comodidad y no quedar rectas con las pantorrillas apoyadas en el borde del asiento, lo cual resultaría incómodo y provocaría que el niño se fuera deslizando hacia abajo. Al deslizarse hacia abajo, la banda inferior del cinturón de seguridad se situaría sobre las zonas blandas y frágiles del abdomen del niño (pudiéndose producir el denominado submarining).

El cinturón

La parte superior del cinturón debe cruzar la clavícula por su parte central a medio camino entre el hombro y el cuello, y nunca cerca de éste último.

La parte inferior del cinturón debe quedar por debajo del abdomen y apoyada sobre los huesos de las caderas.

El cuello

El asiento del vehículo debe disponer de reposacabezas que protejan el cuello del niño en caso de alcance trasero. En el caso de que el vehículo no tenga reposacabezas, deberá utilizarse un tipo de sillita que sí disponga de él.

¡Recuerda! En cualquier caso, no hay que tener prisa para dejar de utilizarlos: los asientos elevadores del grupo III están diseñados para poder ser utilizados por niños de hasta 150 cm y son más seguros.

Back to top