Skip to Content

Calcula tu grupo

Calcula tu grupo
Grupo 0

Grupo 0

De 0 a 9 kg

Capazos o cucos adaptados para recién nacidos. Deben instalarse en el asiento posterior, en posición transversal, colocando al niño con la cabeza hacia el interior. Es muy importante comprobar en el manual de instrucciones que estén homologados para su uso en el automóvil. En este tipo de sillita el bebé viaja tumbado en una posición muy natural. Sin embargo, en algunas únicamente va sujeto con un cinturón situado sobre su vientre, por lo que, en caso de choque lateral, va menos sujeto. En todo caso, en el mercado existen ya modelos de capazos con arneses o cinturones en forma de “Y” que mejoran notablemente la protección en caso de impacto lateral.

Grupo 0 y 0+

Grupo 0 y 0+ - De 0 a 13 kg / De 40 a 85 cm y de 45 a 105 cm (i-Size)

De 0 a 13 kg / De 40 a 85 cm y de 45 a 105 cm (i-Size)

Sillitas para bebés, también conocidas como “maxi-cosi”. Este tipo de asientos permiten llevar al bebé tanto en la parte trasera como delantera, en este último caso siempre atendiendo a los cambios en el Reglamento efectivos desde el 1 de octubre y asegurándonos que el airbag está desconectado. Se ubican siempre en sentido contrario a la marcha y se anclan al vehículo mediante el sistema ISOFIX o el cinturón de seguridad del vehículo.

Importante: si se lleva el niño en el asiento delantero, debe desactivarse el airbag frontal.

Grupo I - De 9 a 18 kg / hasta 105 cm (i-Size)

De 10 a 18 kg

Estas sillas sujetan al niño a través de un arnés y se anclan al vehículo mediante el cinturón de seguridad o el sistema ISOFIX. Algunas sillas permiten su colocación en ambos sentidos de la marcha. Los arneses o cintas de sujeción del niño a su sillita deben ajustarse según crece el niño, para evitar holguras.

Importante: en un niño de corta edad, el peso relativo de la cabeza respecto al cuerpo es mayor que en un adulto. Además, su cuello no está completamente desarrollado. Por todo ello, es recomendable utilizar todo el tiempo que sea posible (aunque sin dejar nunca que el asiento “se quede pequeño”) un sistema orientado hacia atrás.

Grupo II - De 15 a 25 kg

De 19 a 25 kg

Consiste en un cojín elevador más un respaldo, que permite adaptar el recorrido del cinturón de 3 puntos del vehículo a los sistemas de retención. En este grupo es ya el cinturón de seguridad del vehículo el que sujeta al niño, que podrá viajar tanto en el asiento delantero como en el trasero (recordar los cambios en la Normativa referente al uso e instalación de sillas infantiles y la desconexión del airbag delantero del acompañante del conductor) en el sentido de la marcha. Este tipo de asientos infantiles “eleva” a su ocupante de modo que el cinturón de seguridad del vehículo le ajuste correctamente, pasando por las zonas más resistencias de la anatomía del niño (las caderas, el esternón y la clavícula).

Grupo III - De 22 a 36 kg

De 22 a 36 kg

Este cojín alzador eleva al niño, de manera que se pueda utilizar el cinturón de 3 puntos, pudiendo ubicarse tanto en las plazas delanteras como en las traseras (recordar los cambios en la Normativa referente al uso e instalación de sillas infantiles), siempre en el sentido de la marcha.

  • Si se quiere disponer de un asiento infantil que proteja también en choques laterales, debe utilizarse un asiento que disponga de respaldo y de “orejas” laterales de suficiente tamaño y acolchado adecuado.

Además, debemos tener en cuenta los próximos cambios normativos de homologación.

Por último, el respaldo puede ayudar a que la banda superior del cinturón (se sitúa entre el cuello y el hombro, recuerda que nunca en el cuello) quede mejor ajustada. Algunos asientos elevadores del grupo III disponen también de sistema de fijación ISOFIX, el cual sirve para colocarlo y fijarlo con más sencillez en su posición sobre el asiento del vehículo.

Back to top