Skip to Content

Vuelta al cole con precaución y sin prisas

Vuelta al cole con precaución y sin prisas

Desde FUNDACIÓN MAPFRE, queremos recordarte que, incluso en los trayectos más cortos, es fundamental observar todas las medidas de seguridad. Especialmente el uso del cinturón y los sistemas de retención infantil, cuando nos movemos junto a nuestros hijos.

La circulación de la ciudad y las prisas pueden tener efectos negativos en nuestro comportamiento y hay que extremar las precauciones para no caer en conductas irresponsables al volante.  Una buena planificación que establezca unas rutinas positivas, involucrando a toda la familia, puede ayudarnos a vencer la situación, especialmente en grandes ciudades donde el inicio del curso es sinónimo de atasco.

Para empezar, tenemos que acostumbrarnos a los nuevos horarios. El inicio del curso es el momento idóneo para incorporar rutinas saludables en los niños que nos ayuden a salir de casa con todo lo que tienen que llevar y a la hora prevista. 

También es el momento de decidir la ruta más segura hasta el colegio, tanto para ir como para volver, y de calcular el tiempo que nos puede llevar el trayecto. Si podemos hacerlo, es positivo adelantar un poco esta hora de salida para evitar la hora punta, los atascos y el estrés. Llegar un poco antes siempre es mejor que correr para evitar llegar tarde. Una conducta positiva que, de paso, podemos incorporar en el estilo de vida de nuestros hijos.

Dado que los niños aprenden en gran medida de nuestros actos, es fundamental que utilicemos siempre el cinturón. Si su edad les permite comprender por qué lo llevamos, y les explicamos bien la necesidad de usar su sistema de retención infantil, podemos conseguir que ellos mismos pidan ir también perfectamente asegurados en su sillita, que se sientan cómodos en la postura correcta o incluso, que tomen precauciones como quitarse la mochila antes de sentarse. Por supuesto, todo esto es algo que siempre tendremos que revisar, pero si ellos ponen de su parte tenemos una batalla ganada antes de salir de casa. De este modo, antes de que nos demos cuenta, serán nuestros propios hijos los que nos recuerden que nos abrochemos el cinturón incluso si por despiste o las prisas nos olvidamos de ello.

Por tu seguridad y la suya, desde FUNDACIÓN MAPFRE recomendamos conducir con la mayor tranquilidad, tomando todas las precauciones y respetando siempre las normas de circulación. Si nos las saltamos, aparcando por ejemplo en doble fila en la puerta del centro y obstruyendo la circulación, les estaremos dando una lección equivocada.

La vuelta al cole de los niños es un gran momento para poner en práctica todo lo que nosotros hemos aprendido sobre seguridad vial a lo largo de los años. Aprovéchalo.

Back to top