Skip to Content

Consejos si tu hijo se duerme en el coche y queda fuera del cinturón diagonal

Consejos si tu hijo se duerme en el coche y queda fuera del cinturón diagonal

25/02/2015

Si la sillita lo permite (consulta su manual de instrucciones), podemos inclinarla un poco y estarán en una postura cómoda y segura. Pero a partir de los 15 kilos, cuando empiezan a viajar en sillas de seguridad de los grupos II y III, a veces pueden zafarse fácilmente de la banda diagonal del cinturón mientras duermen, buscando una postura más cómoda. Aunque dé pena despertarles, no podemos dejar que ningún niño circule de ese modo. No es nada seguro. 

Los sistemas de retención del grupo II y III elevan al niño o a la niña hasta alcanzar la altura necesaria para ajustar correctamente el cinturón de seguridad. En estos dispositivos, que no disponen de arnés o correas, es el propio cinturón el que sujeta tanto al menor como a su sillita. Por eso es muy importante que el cinturón esté siempre perfectamente colocado con la banda inferior situada plana sobre los huesos de la pelvis y la banda superior pasando sobre el esternón y la clavícula, sin rozar el cuello.

Ambas bandas actúan en conjunto para sujetar la parte superior e inferior del cuerpo del menor en caso de colisión o detención brusca. Si la banda diagonal se encuentra debajo del brazo, la presión directa sobre el abdomen puede provocarle graves lesiones internas. Si está detrás de la espalda, o si el cinturón se coloca con holguras, además, puede producirse en caso de accidente el peligroso efecto submarining.

Por eso, cuando los niños se duermen en el coche, es muy importante verificar cada poco tiempo que el recorrido del cinturón no supone ningún peligro. Si detectamos que no lleva el cinturón bien colocado hay que ponerlo en la postura correcta. Sin excusas. Teniendo en cuenta que nuestra atención debe permanecer en la circulación, siempre la mejor opción es detener la marcha en una área segura y colocar los sistemas de retención de nuevo de manera correcta - 

No importa si estamos ya llegando al destino o lo corto que pensemos que vaya a ser el desplazamiento. Nunca sabemos cuándo puede darse una situación de riesgo.

Desde FUNDACIÓN MAPFRE no con cansaremos - de repetir que del mismo modo que no podemos aceptar que ningún niño circule sin su correspondiente sillita infantil, tampoco debemos permitir que lo haga de una forma inadecuada y peligrosa

Los sueños de los niños son importantes, pero mucho más lo son su seguridad y su futuro. -Actuemos siempre de forma responsable.

Back to top