Skip to Content

Cómo deben viajar los niños delante

Cómo deben viajar los niños delante

04/07/2014

Por eso y porque cuando van los niños delante, cuando llega el momento en el que quieren pasar de ser meros observadores desde el asiento trasero a la posición de copiloto en el asiento delantero derecho, debemos tener en cuenta muchos factores de seguridad.

Porque la plaza del vehículo más peligrosa es en realidad la que no lleva ningún dispositivo de retención adecuado para el niño, vamos a explicaros los consejos necesarios para viajar seguros.

Edad para viajar delante y demás normativas de la Dirección General de Tráfico (DGT)

En el Reglamento General de Circulación, al respecto de llevar a los niños en el asiento delantero, nos encontramos con las siguientes normativas:

Artículo 117.2.a

Respecto de los asientos delanteros del vehículo: queda prohibido circular con menores de doce años situados en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto.

Excepcionalmente, cuando su estatura sea igual o superior a 135 centímetros, los menores de doce años podrán utilizar como tal dispositivo el cinturón de seguridad para adultos de que están dotados los asientos delanteros.

Artículo 117.2.c

Los niños no podrán utilizar un dispositivo de retención orientado hacia atrás instalado en un asiento del pasajero protegido con un airbag frontal, a menos que dicho airbag haya sido desactivado, condición que se cumplirá también en el caso de que dicho airbag se haya desactivado adecuadamente de forma automática.

Asimismo, la Dirección General de Tráfico presentó hace tiempo una propuesta a incluir en el borrador de reforma del reglamento donde pedían que se prohibiera a los menores de 135 cm viajar en el asiento delantero, llevaran dispositivo de retención o no, y siempre que el vehículo dispusiera de plazas traseras libres. Importante: a fecha de hoy, 4 de julio de 2014, se trata de una propuesta únicamente y no de una prohibición real.

Cuidado con las distracciones

Es cierto que existen diferencias de opiniones en cuanto a este tema, pero parece de sentido común pensar que llevar a un niño en el asiento trasero, en ausencia de otro acompañante y por muchas medidas de seguridad que lleve, puede distraernos o, si intenta llamar la atención del conductor, podría convertirse en un problema.

Así pues, si atendemos a la normativa y en el vehículo sólo viajan un adulto conductor y un niño en su cuco o en su sillita orientada hacia atrás, por el momento podríamos llevar a éste en el asiento del copiloto siempre y cuando hayamos desactivado previamente el airbag, de forma que podamos ver cómo está en cada momento.

Por todo esto, desde FUNDACIÓN MAPFRE os aconsejamos siempre utilizar todo lo que necesitemos para transportar a nuestros niños, en este tema no hay peros que valgan, su seguridad está por encima de todo.

Estaremos atentos por si prosperara la propuesta de la DGT para manteneros informados.

Back to top