Skip to Content

Consejos para viajar en el coche con gemelos o mellizos

Consejos para viajar en el coche con gemelos o mellizos

26/02/2015

Desde el primer viaje, cuando salen del hospital camino de casa, todos los niños deben viajar en un sistema de retención infantil homologado y adecuado a su peso y altura. Por eso, a la hora de comprar estas primeras sillitas Grupo 0 (de 0 a 13kilos) asegúrate de elegir un par que puedan instalarse bien en tu coche, en los asientos traseros y a contramarcha. Es obligatorio en el caso de los bebés y también es la forma más segura de llevar a tus bebés o a tus hijos hasta los 3 ó 4 años. Si te preocupa no verlos, puedes hacerte con un espejo retrovisor interior que te permitirá tenerlos bajo control en todo momento, sin girarte. Para niños más crecidos, te servirá además para revisar periódicamente que van con los sistemas de retención correctamente ajustados. Es fundamental que el espejo sea muy ligero y vaya firmemente sujeto al vehículo para que en nunca se suelte o constituya un peligro en caso de frenazo o colisión.

 

Si vas a embarcarte en un viaje -, aquí tienes algunos consejos que pueden hacerlo más llevadero:

  • Evita si puedes los días de más tráfico y las horas punta.

  • Procura coordinar los horarios de sueño con los del viaje. A los niños dormidos, el tiempo se les pasa volando-.

  • Prepara un - bolso de viaje con todo lo necesario,: pañales, toallitas, chupetes, baberos... Pero lleva contigo dentro del habitáculo uno más pequeño sólo con lo que necesitas tener a mano. Este bolso más pequeño también debe ir sujeto, por ejemplo con un cinturón de seguridad que esté libre, o sitúalo donde no constituya ningún peligro en caso de colisión o frenazo (por ejemplo, en el suelo del vehículo y debajo del asiento delantero)- En las paradas podrás acceder a la bolsa grande sin problemas.

  •  Planifica las paradas antes de iniciar el viaje. Es conveniente que las hagas al menos cada dos horas y que permitas al bebé salir de su sillita y moverse un rato libremente. Incluir una manta en el equipaje te será de mucha utilidad para sentarte al aire libre durante las paradas.

  • Hazte si puedes con un DVD portátil. Sus dibujitos favoritos les mantendrán distraídos, relajados y además les proporcionan seguridad frente al cambio de rutinas que supone un viaje. Como con el resto de elementos que sitúes dentro del habitáculo, tienes que asegurarte de que va firmemente sujeto y no puede salir volando en caso de frenazo o colisión (mejor si usas un DVD de los que van integrados en los propios reposacabezas delanteros de los vehículos o, en todo caso, si usas un soporte para el DVD que esté avalado, y se venda, por el propio fabricante del vehículo). 

  • Lleva alguno de sus juguetes favoritos, pero asegúrate de que son blandos, ligeros y sin aristas.

  • No olvides tu botiquín de primeros auxilios. Al tener dos bebés, la probabilidad de que uno presente fiebre o enferme repentinamente se multiplica.

  • Ojo con el calor. El aire acondicionado es un buen remedio pero no conviene abusar. Pon parasoles en las ventanillas y no abrigues mucho a los niños. Las sillitas envuelven su cuerpo y aumentan la sensación de calor.

  • Ármate de paciencia. Si uno de los bebés se altera, es probable que el otro le siga. En caso de berrinche, lo mejor es parar en un lugar seguro y reconfortarles hasta que se les pase.

Recuerda que si ellos viajan a gusto, lo más probable es que tú también puedas hacerlo. Y un viaje cómodo, es también un viaje más seguro.

Back to top