Skip to Content

¿Puedo utilizar mi sillita de coche en un avión?

¿Puedo utilizar mi sillita de coche en un avión?

13/08/2019

Para muchos destinos de vacaciones, o de cualquier tipo, el único medio de transporte que nos puede llevar rápidamente y con seguridad es el avión. Muchas familias que se plantean viajar en avión cuentan entre sus miembros con niños pequeños, o bebés, que viajan en sus coches habitualmente acomodados en las sillas de auto. A la hora de viajar en avión, la pregunta es inevitable: ¿puedo utilizar mi sillita de coche en un avión?

La respuesta no es directa: depende. La teoría nos dice que una silla de coche adaptada para poder ir en avión es más que suficiente como para plantearse el viaje sin problemas. La realidad es que la decisión final depende de la compañía aérea en concreto y, en última instancia, del personal auxiliar en el vuelo. 

Por ello, la primera recomendación es que, antes de comprar los billetes para el vuelo, consultemos directamente a la compañía aérea para trasladarles nuestro caso, las características del niño y la silla, y saber a ciencia cierta si es posible subir la silla de coche al avión, o no. Podría existir algún tipo de política que no conocemos así que, consultando con antelación, podremos tener garantías de que la silla no se va a quedar en tierra, o que va a tener que ser facturada.

Cómo debe ser la silla de coche para viajar en avión

En primer lugar, las compañías aéreas pueden permitir el uso de sillas de coche si tienen arneses de 5 puntos y que tenga la certificación adecuada. En el caso de las sillas de coche homologadas en Europa, deben tener el adhesivo CE y el distintivo de certificación para uso en aviones. 

No sirven las sillas a de espaldas a la marcha deben ser sillas para su uso hacia delante, y además han de caber sin problema en los asientos, que tienen un ancho bastante estándar de unos 43 cm entre los reposabrazos.

Hay que decir que los niños que viajen en avión en sus sillas de coche deberán pagar billete porque, lógicamente, ocuparán un asiento. Existen otras alternativas para viajar en avión con niños pequeños, que hemos resumido en este artículo que te recomendamos consultar.

Sea como sea, es imprescindible consultar con la compañía aérea y disponer, en todo momento, de las certificaciones, etiquetas o requisitos que nos soliciten. En muchos casos, las propias sillas llevan pegadas o cosidas las etiquetas correspondientes. Lo importante es que nos aseguremos de que nuestra silla va a poder viajar en cabina, con nosotros.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top