Skip to Content

¿Puedo usar mi sillita de coche en otros medios de transporte?

¿Puedo usar mi sillita de coche en otros medios de transporte?

09/07/2020

¿En qué medios de transporte puedo usar mi sistema de retención infantil? ¿Es compatible con otras formas de viajar? Abordamos a continuación diferentes opciones y vemos cómo una sillita de coche puede llegar a ser compatible con muchas otras formas de movernos. 

En otros coches:

Por supuesto, nuestra sillita de coche puede llegar a ser compatible con otros automóviles. Basta con comprobar la forma de instalación: si la sillita se debe instalar con ISOFIX, el automóvil deberá contar con estos anclajes. 

Igualmente, si cuenta con Pata de Apoyo y otros sistemas antirotación, el vehículo debe contar con ellos. No olvidemos que las sillitas i-Size suele ser más grandes que el resto y que, por ello, los asientos del coche deben ser compatibles. Además, el suelo es más reforzado precisamente para esa Pata de Apoyo. 

Si vamos a coger un coche de alquiler, existe la opción de requerir a la empresa un sistema de retención infantil o llevar nosotros el nuestro. En este caso, como hemos mencionado anteriormente, debemos comprobar su compatibilidad. 

En lo que respecta a taxis o VTC, también nos pueden ofrecer una sillita de coche o podemos recurrir a la nuestra para mayor seguridad. En este caso, tenemos el inconveniente de que tendremos que ‘cargar’ con ella tanto antes como posteriormente al viaje. También debemos cerciorarnos de su compatibilidad. Hay que recordar que no todas las sillitas son idóneas o se pueden instalar en todos los coches. 

En furgoneta:

Ocurre lo mismo con los coches, es cuestión de compatibilidad. Sin embargo, si la furgoneta sólo cuenta con asientos delanteros, se podrá colocar al menor con la sillita delante. Es una de tres excepciones. 

Incidir en la importancia de desconectar el airbag delantero si la sillita va mirando hacia atrás. Es obligatorio.

En autocaravana:

Sin duda alguna, una forma estupenda de viajar si se quieren visitar diferentes ciudades. Podemos utilizar el sistema de retención infantil que ya tenemos para el coche siempre que sea compatible. Es decir, si los cinturones son de dos puntos, es prácticamente imposible que lo sea, ya que todos los coches cuentan con cinturones de tres puntos y hay muy pocas sillitas que se instalen con dos puntos. 

En esta infografía ofrecemos algunas recomendaciones clave.

En avión:

Para los viajes en avión hemos de tener en cuenta que hasta los dos años es posible viajar con el bebé en el regazo, sujeto mediante un arnés especial que está sujeto al cinturón de la madre o el padre. 

En el caso de niños mayores de 2 años se puede utilizar el cinturón de seguridad usual del asiento, si bien algunas compañías disponen de un listado de SRI compatibles que se pueden subir a la cabina y acomodar en el asiento. El mejor consejo es que siempre nos informemos con la compañía con antelación acerca de la compatibilidad de la sillita para evitar sorpresas.

En moto:

Como es comprensible, es imposible instalar un sistema de retención infantil en una moto. 

Aquí abordamos cómo deben realizarse estos viajes.

En el autobús:

En prácticamente imposible llevar un sistema de retención infantil. Si hablamos de autobuses de larga distancia o de transporte escolar, suelen llevar cinturón de dos puntos, por lo que es prácticamente imposible colocar una sillita de coche. 

Por supuesto, esto es todavía peor si hablamos de autobuses urbanos, que no cuentan con cinturón. En ocasiones y en determinadas ciudades, podemos encontrarnos un sistema de retención infantil fijo para colocar al menor, como es el caso de Madrid. 

Aquí abordamos por qué los autobuses, en su mayoría, no están pensados para los más pequeños. 

La normativa indica que si el niño tiene más de 3 años de edad y mide menos de 1,35 m es obligatorio que utilicen el cinturón de seguridad del autobús o un SRI adaptado a su talla y peso. Para niños menores de tres años, existe una laguna en la normativa, puesto que el Reglamento General de Circulación no dice nada al respecto. Lo recogemos todo en esta infografía.

En tren: 

En este caso, no es posible utilizar un SRI normal porque los asientos no disponen de cinturones de seguridad. Sólo se podría utilizar un sistema de retención portátil siempre que disponga de correas de sujeción para amarrarlo al asiento.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top