Skip to Content

Tráfico detecta a 240 menores de 12 años sin sillita en tan sólo una semana

Tráfico detecta a 240 menores de 12 años sin sillita en tan sólo una semana

03/04/2017

Abrocharse el cinturón de seguridad y que los niños vayan con el sistema de retención infantil correspondiente son las dos premisas básicas de seguridad que se deben seguir. Sin embargo, todavía son muchos los que deciden poner su vida en riesgo y la de los más pequeños. La última campaña de vigilancia de la DGT ha concluido con nada menos que la detección de 240 menores de 12 años que viajaban el vehículo sin sillita. Hay que destacar que 64 de ellos viajaban en los asientos delanteros, algo que está totalmente prohibido por ley a no ser que se cumplan tres excepciones.

La normativa indica que los menores de edad con estatura inferior o igual a 1,35 cm deben ir en los asientos traseros, empleando un sistema de retención infantil homologado adaptado a su talla y peso. Sólo hay tres excepciones para que un niño pueda ir delante: 

  • Que el vehículo no disponga de asientos traseros.
  • Que todos los asientos traseros estén ocupados por otros menores son su sistema de retención respectivo.
  • Que no se puedan instalar sistemas de retención en dichos asientos

La campaña ha durado 7 días (del 13 al 19 de marzo) y durante este tiempo los agentes han controlado 341.845 vehículos y se han detectado a 3.083 personas circulando sin llevar puesto ningún sistema de retención, es decir, ni cinturón ni sillita. Concretamente, 2.843 personas viajan sin cinturón y 240 menores sin sistema de retención infantil. 

Desde Tráfico indican que del total de denuncias interpuestas (3.083), 2.595 han sido a personas que iban en turismos, 458 en vehículos de mercancías, 23 en autobuses y 6 en taxis. Igualmente, hay que destacar que el 99% de las personas que no hacían uso de dicho dispositivo de seguridad circulaban por carreteras convencionales, carreteras donde se producen 8 de cada 10 fallecidos.

Todos los ocupantes deben ir correctamente sujetos. Los niños son demasiado pequeños para que el cinturón de seguridad les pueda proteger, de ahí la importancia de que vayan con un sistema de retención infantil correctamente homologado a su talla y peso. 

En ‘Consecuencias de usar los sistemas de retención infantil incorrectamente’ se muestra qué ocurre cuando se lleva a un niño en una sillita de forma errónea como puede ser en un SRI no homologado o con holguras en los arneses. También se muestran las consecuencias de llevar a un niño en el regazo o simplemente con el cinturón de seguridad:

Niño en el regazo:

Niño sin sillita y sólo con el cinturón:

Aunque la ley obligue a los menores de 1,35 cm a utilizar sistema de retención infantil, desde Fundación MAPFRE aconsejamos hacerlo hasta 1,50 cm. siempre que las condiciones físicas del menor lo permitan. 

Aquí también encontrarás cuándo dar el paso definitivo al cinturón de seguridad.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top