Skip to Content

Todo lo que debes saber sobre los golpes de calor en niños

Todo lo que debes saber sobre los golpes de calor en niños

20/07/2021

Muchas de las víctimas por hipertermia tienen entre 0 y 5 años. Debido a la menor reserva de agua de un niño, su temperatura corporal sube de 3 a 5 veces más rápido que en el adulto. Además, el aparato respiratorio de los niños, que aún se encuentra en desarrollo, los hace más vulnerables al agotamiento por calor. Evitar que los niños sufran golpes de calor es posible poniendo en práctica una serie de medidas de precaución. Aquí abordamos todo lo que debes saber tanto para evitar que ocurra como para saber cómo actuar para socorrer a un menor con shock térmico. 

En primer lugar, hay que tener en cuenta que no hace falta que sea verano para sufrir un golpe de calor. Basta con temperaturas de poco más de 20ºC, para que el interior de un coche pueda alcanzar a los 50ºC. Tal y como recoge el informe ‘Niños en los automóviles y el golpe de calor en la infancia’, elaborado por Asociación Española de Pediatría y Fundación MAPFRE, bastan 10 minutos en un coche con una temperatura exterior a 25 ºC para que un niño sufra un golpe de calor. No dejarles solos dentro de un vehículo es primordial para evitar que esto ocurra, así como hidratarles constantemente o evitar que hagan ejercicio en los momentos de más calor y sol. 

Coche expuesto a la luz solar

Un golpe de calor o shock térmico, es uno de los casos más graves de hipertermia. Es el sobrecalentamiento que sufre el cuerpo debido a las altas temperaturas o a un exceso de ejercicio físico. La falta de hidratación hace que diversos órganos dejen de funcionar como lo harían de forma habitual pudiendo ocasionar, incluso, la muerte. Los niños menores de 4 años y especialmente los menores de 1 están más predispuestos a sufrirlo. Otros factores que influyen son el sufrir ciertas enfermedades crónicas como patología renal, neurológica, endocrina (por ejemplo diabetes) o enfermedades cardiacas; o también el uso de algunos medicamentos, que pueden interferir en la regulación de la temperatura corporal y de los líquidos del organismo como pueden ser los diuréticos o los antihistamínicos.

¿Qué síntomas provoca el golpe de calor? En primer lugar, la elevación de la temperatura corporal superior a 40ºC (fiebre o hipertermia), alteraciones del estado de conciencia que pueden acompañarse de convulsiones y, a diferencia de la insolación, piel seca y muy caliente. Igualmente puede provocar fatiga y debilidad, mareos, náuseas e incluso vómitos. También pueden ocurrir calambres musculares, dolor de cabeza intenso y confusión, respiración superficial y rápida, taquicardia (ritmo cardiaco muy rápido) y pulso débil. 

CONSEJOS DE PREVENCIÓN

-Aumentar la vigilancia de los niños pequeños, especialmente los menores de un año, de aquellas personas que sufran alguna enfermedad crónica que dificulte sudar (como la fibrosis quística), o de quienes estén tomando determinados medicamentos como, por ejemplo, los antihistamínicos.

-Mantenerse hidratados. No esperar a que los niños pidan agua. Ofrecer continuamente líquidos. En el caso de lactantes ofrecer el pecho de manera más frecuente.

-Evitar realizar ejercicio físico o jugar en los momentos del día de más sol y calor. En caso de realizar actividades físicas al aire libre, en épocas de calor, ir bebiendo pequeñas cantidades cada 15-30 minutos durante el ejercicio.

-Utilizar ropa holgada, ligera y transpirable, de colores claros y proteger la cabeza de los niños con una gorra. Bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia.

-Evitar que los niños permanezcan mucho tiempo expuestos al sol y a altas temperaturas, manteniéndolos en lugares sombreados, bien ventilados o con aire acondicionado.

-Nunca deje a un niño solo, ni tampoco permanezca con él, dentro de un vehículo estacionado y cerrado. Actualmente hay en el mercado numerosos dispositivos que nos avisan en caso de que esto suceda, haciendo que el olvido de un menor dentro del coche sea imposible. 

Aquí ofrecemos más consejos para evitar que los niños sufran golpes de calor, especialmente cuando están en el coche.

SABER ACTUAR A TIEMPO

¿Qué hay que hacer si se observa a un niño solo dentro de un vehículo? Lo primero que hay que hacer es verificar que el niño responde a las señales, y avisar inmediatamente al 112.

Después debemos abrir el automóvil, manteniendo siempre la seguridad del menor. Se aconseja romper el cristal de la ventanilla que está más alejada y sacar al menor. 

En este artículo abordamos cómo actuar si el niño o niña está sufriendo un golpe de calor. Todo va a depender de si está o no consciente pero lo más importante es proporcionarle cuanto antes atención médica. 

En esta infografía abordamos qué hacer para no olvidar a un niño dentro del vehículo y que no sufra un golpe de calor:

Fundacion-MAPFRE_Infografia_Evita_Golpe_de_calor.jpg

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top