Skip to Content

¿Listo para los desplazamientos de verano? Todo para disfrutar de un viaje seguro

23/06/2017

La llegada del verano significa días más largos, vacaciones para los más pequeños, y en el caso de los adultos una jornada laboral algo más corta, con suerte. Todo ello hace que los desplazamientos en coche sean más frecuentes, y no sólo nos referimos a los grandes viajes, sino también a las salidas esporádicas o a los desplazamientos por la ciudad. Sea como sea, pasamos más tiempo en coche y las temperaturas son muy elevadas, por lo que conviene tener presentes algunos consejos a la hora de acomodar a nuestros hijos en el coche, y hacer que su viaje sea seguro y placentero.

Vigila bien la temperatura en el habitáculo

En verano, las altas temperaturas se multiplican en el interior del coche si está al sol y no dispone de aire acondicionado, o sí lo tiene, pero el coche está apagado. Es muy importante climatizar correctamente el interior del coche manteniendo temperaturas entre 22 y 25 grados, de manera que todos los ocupantes viajen cómodos. En el caso de los niños, son más sensibles al calor por muchas razones (te recomendamos repasar esta infografía sobre los golpes de calor), y hemos de recordar que un golpe de calor no solo se da en los meses de julio y agosto: puede pasar en cualquier momento si se dan las condiciones apropiadas.

El calor, además, provoca que los niños suden, y si lo hacen profusamente pueden darse problemas como una probable deshidratación. Por ello es conveniente llevar siempre agua fresca en el coche, y que los niños estén correctamente hidratados. Además, si sudan mucho podemos seguir estos prácticos consejos para hacer que su plaza sea más fresca.

Sobre todo, nunca dejes a los niños solos dentro del coche aparcado, ni a la sombra, ni mucho menos al sol. Las temperaturas interiores pueden sobrepasar rápidamente los 60 grados y provocar un golpe de calor.

Prepara el viaje con antelación y lleva todo lo necesario

Anticiparse al viaje es una de las estrategias más prudentes y aconsejables, sobre todo si lo hacemos con niños. Siempre conviene parar y descansar, estirar las piernas y refrescarse, y mucho más con pequeños, que lo agradecerán. Se recomienda parar cada 2 horas y sacar a los más pequeños de la sillita para que puedan también cambiar de postura.

Siempre debemos recordar que hay que mantener el coche en perfecto estado de mantenimiento para evitar sustos, y de la misma manera debemos contar con un sistema de retención infantil en regla, homologado y en buen estado, además de estar correctamente instalado y ser adecuado a las características físicas del niño.

En este vídeo te ofrecemos consejos para colocar correctamente el SRI:

Es recomendable llevar líquidos en el coche, algo de comer para las paradas, y todo lo necesario para un caso de emergencia o avería (chalecos, triángulos…). Un pequeño botiquín con lo imprescindible nos vendrá de perlas en caso de necesidad.

Si el niño tiene necesidades especiales…

En caso de viajar con niños con necesidades especiales, lo principal es consultar con su especialista ante cualquier duda. No obstante, en estas páginas disponemos de consejos que te pueden ser de mucha utilidad al preparar un viaje a través de los artículos específicos, o bien en este artículo con tipos generales que te serán útiles, sobre todo en los casos en que viajes al extranjero.

 
Ayúdanos a conseguirlo
Back to top