Skip to Content

¿Te sumas a la campaña #SlowDown para reducir la velocidad en las carreteras?

¿Te sumas a la campaña #SlowDown para reducir la velocidad en las carreteras?

08/05/2017

La velocidad segura es el tema central de la III Semana Mundial de la Seguridad Vial de la ONU que se celebra del 8 al 14 de mayo. Fundación MAPFE, como miembro de la United Nations Road Safety Collaboration (UNRSC, grupo de colaboradores de la Organización Mundial de la Salud para el fomento de la seguridad vial), se suma a la campaña ‘Save Lives #SlowDown’, una iniciativa que promueve la velocidad responsable al volante. 

La velocidad excesiva está íntimamente relacionada con buena parte de los accidentes de tráfico. Así, en España, la velocidad ha sido un factor concurrente en el 20% de los accidentes mortales registrados durante el año 2015 (último año con datos consolidados según la Dirección General de Tráfico). 

A mayor velocidad, menos tiempo para reaccionar ante un incidente y más recorrido hasta que el vehículo se para por completo. A una velocidad de 50 km/h se necesitan nada menos que 36 metros para detener el vehículo. Si el coche circula a 120 km/h y la calzada está mojada, el vehículo necesitará nada menos que la longitud de un campo de fútbol reglamentario para detenerse por completo. 

¿POR QUÉ CIRCULAR A UNA VELOCIDAD ADECUADA?

-Aproximadamente 400 personas salvarían la vida cada año si todos los conductores no excedieran los límites de velocidad, tal y como recoge informe “La contribución de la velocidad a la prevención de accidentes en España”, elaborado por Fundación MAPFRE. Sin duda, el motivo más importante. 

-Si se circula a una velocidad acorde a las condiciones de la vía, el conductor tiene más posibilidades de mantener el control del vehículo y de anticiparse a los peligros y, por lo tanto, las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico se reducen.

-A menor velocidad, menor es la distancia que se recorre hasta que el conductor reacciona y el vehículo se detiene.

-Las consecuencias del siniestro son menores, especialmente si hablamos de usuarios vulnerables. Cuanto menor es la velocidad, menor es la energía cinética o movimiento del vehículo. En caso de choque se libera menos energía. Hay que tener en cuenta que parte de la energía liberada es absorbida por los objetos involucrados en el accidente y otra parte por el cuerpo humano, causando lesiones. Por supuesto, nuestro cuerpo es especialmente vulnerable.  A 30 km/h el riesgo de muerte del peatón que sufre un atropello se reduce al 10%. Cuanta menos velocidad, menos energía y, por lo tanto, menos daño.

-Si se va a una velocidad reducida, se protege a los usuarios especialmente vulnerables como pueden ser ciclistas o peatones. Evitaremos atropellos y colisiones. Hay que recordar que estos usuarios vulnerables son los más perjudicados en caso de un choque con un vehículo, especialmente si éste es más pesado. Un peatón adulto tiene aproximadamente un 20% de riesgo de morir si es golpeado por un automóvil a una velocidad de 60 km/h. Un peatón tiene más posibilidades de sobrevivir a velocidades por debajo de los 30 km/h. 

Los trabajadores de Fundación MAPFRE se han sumado a la campaña #SlowDown difundiendo mensajes de seguridad vial para que la velocidad responsable sea una de las principales premisas al volante. 

Ayúdanos y comparte el mensaje #SlowDown en redes sociales para que llegue al mayor número de personas posibles y podamos así seguir reduciendo la siniestralidad vial en las carreteras. Enseñemos a los más pequeños que al volante lo principal es la responsabilidad y el respeto a las normas de tráfico. 


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top