Skip to Content

Cinturón de seguridad en autobuses: sólo 2 de cada 10 pasajeros se lo abrocha

Cinturón de seguridad en autobuses: sólo 2 de cada 10 pasajeros se lo abrocha

10/04/2017

El autobús es uno de los medios de transporte por carretera más seguro y su uso sigue en aumento. A pesar de todos los avances tecnológicos que se están implantando para reducir la siniestralidad vial, se sigue sin hacer uso del más importante de todos: el cinturón de seguridad. El ‘Informe sobre el uso del cinturón de seguridad en autobuses’, realizado por Fundación MAPFRE, revela que sólo 2 de cada 10 pasajeros se abrocha el cinturón de seguridad en este medio de transporte a pesar de contar con él. 

El número de pasajeros que hace uso del autobús ha aumentado un 4,3% en 2016, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Y es que está considerado uno de los medios de transportes más seguros debidos a su baja siniestralidad.  Según el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte (ETSC por sus siglas en inglés), el autobús es 10 veces más seguro que el automóvil. 

Hay pocos accidentes pero cuando se producen el número de víctimas suele ser considerable. De ahí la importancia de sistemas de seguridad como el cinturón de seguridad, que reduce las probabilidades de lesiones graves y mortales entre un 20% y un 80% y, a pesar de todo, su uso en autobuses sigue siendo prácticamente nulo. 

¿POR QUÉ USAR EL CINTURÓN EN AUTOBUSES?

Usar el cinturón de seguridad en autobuses es obligatorio siempre que éstos dispongan de ellos. Los autobuses destinados al transporte de pasajeros están obligados a llevar cinturones de seguridad si han sido homologados con posterioridad al 20 de octubre de 2006 o matriculados con posterioridad al 20 de octubre de 2007.

A parte de lo que indique la normativa, debemos tener en cuenta que el cinturón evita que el pasajero salga disparado de su asiento, algo que puede incluso ocurrir en una brusca deceleración. Hay que tener en cuenta que el peso de una persona u objeto se multiplica por 20 ó 50 dependiendo de la deceleración que se produzca en el impacto. 

Además, las características dinámicas y el elevado centro de gravedad de este tipo de vehículos  hace que sean proclives a volcar como consecuencia de un cambio brusco de trayectoria o de una salida de vía. 
No hace falta un accidente de tráfico para que el cinturón tenga que actuar. Basta con un cambio brusco de trayectoria o de un frenazo repentino para que el cinturón tenga que retener al pasajero.

Hay que tener en cuenta que la responsabilidad de usar el cinturón es del pasajero. No del conductor.

LOS NIÑOS EN AUTOBUSES

Tal y como recoge el artículo 117 del Real Decreto 965/2006, todos los pasajeros mayores de 3 años de edad deben hacer uso del cinturón de seguridad u otros sistema de retención homologados, correctamente abrochados, tanto en circulación por vía urbana como interurbana, siempre que el vehículo disponga de ellos. 

En este sentido, en aquellos asientos frente a pozos de escalera, así como los que no estén protegidos por el respaldo de otro asiento anterior, podrán sentarse menores siempre que haya un elemento de seguridad fijo (la barrera que se suele encontrar en la zona de las escaleras). Está recogido en el Real Decreto 443/2001.

En los asientos enfrentados a pasillos, si estos asientos no cuentan con cinturón de seguridad, no podrán ser ocupados por menores de 16 años. Sí podrán ser utilizados por niños si el cinturón es de dos puntos (para mayores de 3 años y que mida más de 135 cm de altura). Si es de 3 puntos, será necesario utilizar un elevador siempre que el niño no alcance los 135 cm. Si no se utiliza este elemento el menor no podrá utilizar este asiento (Real Decreto 965/2006, Artículo 9).

En el resto de asientos, deberán hacer uso del cinturón de seguridad en aquellos asientos que lo lleven instalado (los modelos homologados a partir de 2006 y matriculados en 2007).  Orden 445/2006 del Ministerio de Industria. 

Recomendamos los artículos ‘Si viajas en autobús, esto es lo que puedes hacer para que tu niño viaje más seguro’ y ‘¿Primer viaje con niños en autobús privado? Descubre los servicios que las compañías ponen a tu disposición

Así es la primera silla infantil homologada para autobuses.

SOLO EL 20% LLEVA EL CINTURÓN ABROCHADO

Fundación MAPFRE, con la colaboración de Alsa, Avanza, BDLAS y Esteban Rivas, ha realizado controles e inspecciones del uso del cinturón de seguridad en autobuses de corto, medio y largo recorrido (excepto autobuses urbanos donde no hay tal obligatoriedad).

Todos ellos contaban con cinturón de seguridad y, sin embargo, únicamente 2 de cada 10 pasajeros llevaba el cinturón abrochado. En el caso de autobuses interurbanos de corto recorrido, sólo el 0,7% llevaba el cinturón; mientras que en los servicios de largo recorrido, 3 de cada 10 pasajeros sí lo llevaban correctamente puesto. 

Se ha constatado que en determinadas rutas, antes de ponerse en marcha el autobús, el propio conductor recordaba a los pasajeros las normas básicas de seguridad dentro del autobús durante el trayecto, incidiendo en la importancia de abrocharse el cinturón de seguridad durante todo el viaje. Además, en algunos de estos autobuses se proyectaba un vídeo recordándolo de nuevo.

Los mencionados avisos se han efectuado en 12 autobuses ocupados por 401 pasajeros, pasando el porcentaje de uso de un 24% a un 69 %.

¿TE FALTA ALGO?

Conscientes de la importancia de llevar el cinturón de seguridad en autobuses, Fundación MAPFRE pone en marcha una campaña especial de concienciación para promover su uso entre los pasajeros. 
La campaña se lleva a cabo en autobuses de ALSA Avanza y GrupoRuíz.  Gracias a la colaboración de la Confederación Española de Transporte en Autobús (CONFEBUS) podrán adherirse a la campaña cuantas empresas de transporte de viajero lo deseen. 

Debido a la eficacia demostrada de realizar avisos e informar sobre la obligatoriedad de su uso, las traseras contarán con recordatorios del cinturón de seguridad y se emitirá un vídeo abordando la importancia de llevar abrochado este importante sistema de seguridad. 


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top