Skip to Content

¿Cuál es la situación ideal del reposacabezas en las sillitas?

¿Cuál es la situación ideal del reposacabezas en las sillitas?

17/04/2017

Actualmente, muchos sistemas de retención infantil (SRI) ofrecen la opción de ajustar gradualmente la altura del reposacabezas. Esto permite que la sillita se pueda utilizar durante más tiempo, ya que no le quedará pequeña tan rápido. Sin embargo, debemos tener en cuenta una serie de criterios a la hora de determinar cuál es la altura correcta. 

La sillitas de coche suele imitan los asientos de los coches pero en tamaño reducido. Por supuesto, reúne una serie de cualidades y requisitos especiales que están disponibles en los asientos normales de adulto debido a la mayor fragilidad de los niños. El motivo es que los asientos que vienen de serie en los automóviles son demasiado grandes y el cinturón de seguridad no puede actuar de forma eficaz. El reposacabezas es también un elemento indispensable para garantizar la seguridad de los pasajeros y por ello las sillitas lo incorporan.

No todos los SRI ofrecen la opción de ajustar el reposacabezas en altura. Normalmente suelen ser los sistemas de retención infantil para los Grupos I, II y III. Las sillitas para niños más pequeños (Grupo 0 y 0+) suelen estar formados por una misma base.

Para colocar el reposacabezas en la altura indicada es necesario que coloquemos al menor en la sillita. Sólo de esta forma podremos saber con certeza cuál es la altura ideal. 

En este sentido, se recomienda que la sien del menor esté en el área más estrecha, es decir las orejeras deben quedar en el centro de la cabeza del niño, a unos 3 centímetros del hombro. Al menos la mitad de la oreja debe estar dentro de la altura del reposacabezas. Si las orejeras quedan demasiado altas no ofrecerán protección en los impactos laterales.

También podemos ver si la sillita es la adecuada y, por tanto, la altura es la correcta por la forma en la que pasa el cinturón de seguridad (Grupo II y III). El cinturón debe pasar por el medio de la clavícula y no demasiado cerca del cuello. 

En muchos casos nivelar la altura del reposacabezas también conlleva subir o bajar la altura del cinturón o los tirantes del arnés para que se adapte mucho mejor a la altura del menor.

Para ajustar el reposacabezas basta con seguir las indicaciones del fabricante. Normalmente suele contar con un botón o palanca que al accionarse permite subir y bajar el reposacabezas siempre dentro de unos límites. Una vez tengamos la altura correcta debemos cerciorarnos de que se ha quedado correctamente ajustado. 

Encontraremos el reposacabezas regulable en aquellos sistemas de retención infantil con respaldo. En elevadores sin respaldo tendremos que hacer uso del reposacabezas que incluye de serie el vehículo. Tendremos que seguir el mismo criterio. 

Recuerda que según los últimos cambios normativos en materia de homologación, sólo habrá alzadores sin respaldo en aquellos que estén homologados bajo la ECE R44/04 en el Grupo III (más de 125 centímetros). Todas las sillitas homologadas por la ECE R129 cuentan con respaldo y, por lo tanto, con reposacabezas. Por supuesto, todo esto sólo afecta a los fabricantes respecto a la opción de qué sillitas pueden vender. De momento, los usuarios no deben cambiar los alzadores.

Sabremos que la altura ya no es suficiente y que es momento de cambiar de sillita cuando más de 1/3 de la cabeza sobrepase el canto superior de la sillita, es decir, por encima de la oreja. Esto quiere decir que el niño es muy alto para seguir utilizando la sillita y que, por lo tanto, debemos recurrir a una superior.


Reposacabezas

EFICACIA DEL REPOSACABEZAS

El objetivo del reposacabezas es evitar lesiones en cuello y cabeza, especialmente el conocido como latigazo cervical, el cual suele ocurrir especialmente en los impactos traseros y frontales. 

El reposacabezas también ofrece una especial protección en los impactos laterales en aquellas sillitas que cuentan con orejeras.

El reposacabezas de “adulto” debe estar a unos 4 centímetros de la cabeza y también debe ser regulado en altura, al igual que el de los más pequeños. Es recomendable que el centro de gravedad de la cabeza (la altura de los ojos) coincida con la parte más resistente del reposacabezas. Normalmente suele ser la misma altura lineal, la zona más alta de la cabeza debe coincidir con la zona más alta del reposacabezas. No debe rebasar. 

Se desaconseja totalmente quitar el reposacabezas del vehículo, sólo en determinados casos puede hacerse, como puede ser para la instalación correcta de una sillita

En este vídeo se puede ver la eficacia del reposacabezas:

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top