Skip to Content

Sistema de retención infantil en los servicios públicos: taxi, transporte escolar y autobús urbano

Sistema de retención infantil en los servicios públicos: taxi, transporte escolar y autobús urbano

02/03/2017

Conseguir que el niño viaje de forma segura puede no ser siempre fácil. Sobre todo si tenemos que acudir a otro medio de transporte que no sea nuestro propio coche como puede ser el autobús escolar, un taxi, el autobús urbano…. A continuación detallamos cómo debe viajar el menor en cada uno de los servicios públicos de forma responsable. 

EN TAXI:

Viajar en taxi puede llegar a ser especialmente complicado si queremos que el menor vaya con el correspondiente sistema de retención infantil. Afortunadamente cada vez son más las compañías de taxi que ofrecen este servicio. Basta con indicar que viajamos con un menor y que queremos una sillita en nuestra petición (por teléfono o internet) para que puedan ofrecernos este servicio (no ocurre con todas las compañías de taxi). 

Recordamos la acción llevada a cabo por taxistas comprometidos con la seguridad vial en Roquetas de Mar. Como ellos, este servicio se ofrece cada vez. 

¿Qué dice la normativa? A día de hoy, un niño menos de 1,35 cm puede ir sin sistema de retención infantil siempre que el taxi circule por ciudad y vaya en los asientos traseros. Si por el contrario circula por carretera, el menor está obligado a usar sillita (con menos de 1,35 cm debe ir en los asientos trasero). La responsabilidad total es el del tutor del menor, es decir, quien sea el responsable legal del niño.

Desde Fundación MAPFRE queremos destacar la importancia de viajar siempre con el sistema de retención infantil adecuado al peso y altura y siempre homologado, ya sea en ciudad como en vías interurbanas. La seguridad del niño debe ser siempre lo más importante. 

TRANSPORTE ESCOLAR

En España el Reglamento General de Circulación indica que en los autobuses (vehículos destinados al transporte de pasajeros de más de 9 plazas) tienen que usar sistemas de retención homologados adaptados a su talla y peso los niños de más de tres años de edad. Cuando no se disponga de estos sistemas se utilizarán los cinturones de seguridad, siempre que sean adecuados a su talla y peso.

Tal y como indicamos en el artículo ‘Si viajas en autobús, esto es lo que puedes hacer para que tu niño viaje más seguro’,  el cinturón suele ser de dos puntos de anclaje. Al no contar con banda diagonal de cinturón, no hay problema con la estatura y protege igual a adultos que a niños. Por supuesto, lo ideal sería colocar una sillita pero suele ser muy complicado. 

Desde 2015 se comercializa una sillita homologada para su uso en autobús en Europa. Está diseñada para niños de 15 a 27 kilos (Grupo III).

AUTOBUSES URBANOS

La normativa de Seguridad Vial Infantil no contempla leyes específicas para los autobuses urbanos. En la mayoría de casos se suele habilitar una zona para que la persona pueda colocarse con el carrito.

Cada vez más, muchos autobuses urbanos cuentan con sillitas fijas que precisamente van mirando hacia atrás y que son específicas para niños. Este es el caso de la EMT de Madrid. Desde 2008 todos los autobuses de la flota de la EMT incorporan sillitas portabebés completamente homologadas como sistemas de retención infantil. En la actualidad 615 autobuses del total de 1900 que componen la flota cuentan con este servicio. Las sillitas portabebés van instaladas en el sentido contrario de la marcha y están indicadas para niños de hasta 18 meses y de 30 kg de peso.

En esta infografía se ofrecen sistemas de retención infantil para aviones y autobuses:


Sistema de retención infantil en distintos medios de transporte

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top