Skip to Content

Sistemas antiescape o antievasión, ¿están permitidos?

Sistemas antiescape o antievasión, ¿están permitidos?

24/06/2016

El cuerpo de nuestros hijos es delicado y es necesaria su protección cuando viajamos en coche mediante un sistema de retención infantil homologado y adecuado a sus características fijas. Estos Sistemas de Retención Infantil deben estar correctamente ajustados en el asiento, ya sea mediante la correcta sujeción con los cinturones de las plazas traseras; con la utilización de un anclaje ISOFIX; o bien con la más reciente homologación, i-Size.

Sea como sea, una vez anclado el SRI debemos procurar que los arneses queden correctamente ajustados al cuerpo del niño, sin llegar a hacer daño, pero sí con poca holgura para que, en caso de accidente, el sistema proteja con máxima eficacia al pequeño pasajero. En nuestro artículo “Estas son las razones por las que un arnés apretado es un arnés seguro” dispondrás de información ampliada sobre cómo ajustar correctamente los arneses al niño.

Hasta aquí la teoría, lo que ya deberíamos saber en cuanto a la colocación del SRI y la seguridad de los niños, pero ¿qué sucede cuando el pequeño pasajero es capaz de soltarse del arnés con facilidad? Si el niño es capaz de “saltarse” la protección puede ser, fundamentalmente, por dos razones: que hayamos colocado mal dichos arneses, o que el niño haya aprendido a soltarse los arneses presionando el cierre. Esto es poco probable por la fuerza necesaria, pero podría darse.

Por tanto se daría una situación potencialmente peligrosa, pues en el caso de sufrir una colisión, el pequeño no estaría correctamente protegido. Para salir airosos de situaciones como esta existen los sistemas antiescape, o antievasión, que se basan en añadir elementos de sujeción a los arneses para impedir el contorsionismo del pequeño y que libere uno o dos brazos. Tengamos en cuenta que con dos brazos libres, el pequeño puede bajarse del SRI sin demasiados problemas.

Sobre la utilización de este tipo de sistemas existen muchas dudas acerca de su legalidad o no, y para aclarar estas cuestiones hemos de decir que para homologaciones anteriores a i-Size no están permitidos los sistemas antievasión rígidos. En el caso de i-Size tampoco está demasiado claro, pero existen múltiples opciones en el mercado de sistemas antiescape más ligeras, con materiales flexibles que cubren los posibles huecos por los que un pequeño podría evadirse.

Para ilustrar la sencillez con la que algunos niños se pueden escapar de sus arneses, este vídeo nos permite entender cómo es el proceso, y cómo podemos evitar fugas con un dispositivo flexible:

24/06/2016

Como siempre que tratamos con sistemas de retención infantil, y accesorios para los mismos, hemos de ser muy cautos y buscar siempre productos homologados. Esto es muy importante sobre todo si tomamos en cuenta que podemos leer una información que quizás lleva escrita unos meses, y en el lapso de tiempo transcurrido, puede que hayan surgido novedades en cuanto a homologación, o bien que hayan entrado en vigencia homologaciones como la i-Size, en la que sí esté homologado mientras que en el caso de la actual ECE R44/04 no lo esté.

La posibilidad de utilizar sistemas anti escape o evasión debe plantearse en casos extremos en los que es imposible mantener al menor en la posición deseada por su seguridad. Muchos SRI incorporan opciones al respecto y ofrecen formas de sujeción adicional. Debemos tener en cuenta que no puede interferir con el cierre y que tampoco puede alterar cualquier otro elemento de la sillita, ya que todo está pensado para actuar en caso de accidente y ofrecer mayor seguridad. 

En este sentido, debemos tener en cuenta que es importante que el menor vaya bien sujeto pero que también lo es poder extraerlo con facilidad en caso de accidente. Los dispositivos adicionales de retención reducen la rapidez con la que un niño puede ser sujetado y extraído. 

Antes de decidirnos, debemos valorar especialmente que estos sistemas estén correctamente homologados y que sean los más adecuados según el SRI que utilicemos.

 
Ayúdanos a conseguirlo
Back to top