Skip to Content

¿Hay algún sistema que evite que el niño se quite el cinturón de seguridad y que sea seguro?

¿Hay algún sistema que evite que el niño se quite el cinturón de seguridad y que sea seguro?

13/02/2020

En cualquier viaje en coche que hagamos en familia, sea de la duración que sea, se puede dar el caso de que los niños intenten desabrochar el arnés de su sillita, o incluso quitarse el cinturón de seguridad, o colocarlo a su manera.

Las razones son múltiples, desde que se sientan incómodos hasta que les apetezca experimentar, o que quieran desafiar la autoridad de sus padres. Las consecuencias de cualquiera de estos actos son imprevisibles, y ellos mismos se están poniendo en un riesgo inaceptable. 

Por este motivo, muchos padres recurren a dispositivos pensados para que el niño no se quite el cinturón de seguridad. A pesar de que estos dispositivos están a la venta en tiendas especializadas, ya sea en tiendas físicas o en tiendas online, hemos de estudiar muy detenidamente si son adecuados, o no, para nuestra silla de coche y para el niño y, especialmente, si se trata de dispositivos debidamente homologados y recomendados como aptos por el fabricante de nuestra sillita.

Solo debemos utilizar dispositivos y accesorios homologados

Los dispositivos y accesorios que nos encontramos en tiendas online y físicas pueden estar homologados para nuestra silla de coche, o no. Incluso estando homologados debemos tener precauciones a la hora de comprar estos objetos. La DGT alerta de que muchos de los accesorios para sillas de coche se mueven en el terreno de la alegalidad. 

Esto significa que no incumplen la ley, pero tampoco se adecúan exactamente a la normativa vigente. Además, puede darse el caso de que los fabricantes de dichos dispositivos realicen pruebas particulares, no estándar, de sus productos.

Los accesorios de las sillas no pueden modificar ni el anclaje de estas, ni las sujeciones. Cualquier accesorio que lo haga, contraviene la normativa actual. En la revista citada se enumeran cuatro dispositivos a la venta que no son adecuados para su uso, explicando las razones.

Por ejemplo, para el modelo 5Point Plus Anti Escape, que se ajusta con cremalleras en el arnés de seguridad de la silla infantil, la DGT advierte de que «dificulta que el niño saque los brazos, pero no lo evita por completo» y que está «homologado solo para Cosatto Hug Isofix». Esto significa que no sirve para el resto de las sillas analizadas, y que además no funciona del todo bien.

Otro ejemplo, el Storchenbeck Auto BeltLock Stop, una cubierta de plástico que se coloca encima del cierre del cinturón, contraviene la normativa ECE R44.

Por tanto, es difícil confiar enteramente en este tipo de dispositivos a menos que los encontramos específicos para nuestra silla y convenientemente homologados. Lo mejor que podemos hacer es educar a nuestros hijos acerca de cómo sentarse con seguridad en la silla del coche, y no olvidarnos de la correcta colocación de esta, así como de ajustar bien los arneses y cinturón de seguridad.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top