Skip to Content

¿En qué consiste el sistema LATCH?

¿En qué consiste el sistema LATCH?

22/05/2017

¿Para qué sirve el sistema LATCH y dónde se utiliza? Se puede decir que LATCH (Lower Anchors and Tethers for CHildren) es la modalidad de sujeción para sistemas de retención infantil que se utiliza en Estados Unidos. Es similar al sistema ISOFIX que se emplea en Europa. El objetivo principal es garantizar la seguridad en su instalación y evitar que se comentan errores.

Aunque tanto el sistema LATCH como el sistema ISOFIX garantizan una óptima seguridad, hay que tener en cuenta que no son intercambiables, es decir, no debemos utilizar una sillita con anclaje ISOFIX en los anclajes LATCH o viceversa. Cada sillita está pensada para su correspondiente anclaje. 

Podemos reconocer el sistema LATCH por el siguiente logo:

Logo del sistema Latch

Los vehículos que se venden en Estados Unidos y que se han fabricado a partir del 1 de septiembre de 2002 cuentan con este importante sistema de seguridad en dos de sus asientos traseros. De esta forma, podemos optar por sujetar la sillita con el sistema LATCH o con el cinturón de seguridad. Tal y como ocurre con el sistema ISOFIX, los sistemas de retención infantil dirigidos a niños más grandes (elevadores) suelen requerir de la utilización del cinturón de seguridad para su anclaje o de una combinación de ambos. 

Al igual que el sistema europeo, el estadounidense cuenta con tres puntos de anclaje

-Dos anclajes inferiores que están en los asientos (normalmente en los dos traseros). Se encuentran ubicados en la base del asiento en su unión con el respaldo. Las sillitas adaptadas al sistema LATCH cuentan con dos ganchos flexibles que se deben enganchar a los dos anclajes. Los asientos que normalmente cuentan con estos anclajes son los dos laterales de atrás.

-Una correa de anclaje superior. La mayoría de las sillitas que miran hacia adelante cuenta con una correa superior o top tether que se engancha a esta ancla. Por el contrario, los asientos infantiles orientados hacia atrás no tienen una correa de sujeción superior.

En todo caso, lo aconsejable es leer el manual del vehículo para encontrar la ubicación exacta de los tres enganches, así como repasar el manual de la sillita y seguir sus indicaciones para no cometer posibles errores en su instalación. Recordemos que para garantizar la seguridad del menor es vital que la sillita esté bien anclada y sujeta, ya que de lo contrario no podrá retener al niño en caso de impacto. 

Por todo ello, es muy importante comprobar que el asiento de seguridad no se mueve más de uno o dos centímetros hacia delante o hacia los lados. 

También hay que tener en cuenta que la mayoría de los fabricantes de sillitas establecen límites de peso, al igual que ocurre en Europa. Por lo que se aconseja no sobrepasar de este peso indicado y pasar a otra sillita si el niño lo excede (aquí los diferentes tipos de SRI que hay en Estados Unidos y la normativa que hay vigente en cada Estado).

En el siguiente vídeo del NHTSA se indica cómo instalar una sillita mirando hacia atrás con el sistema LATCH:

Y en este otro se ofrecen pautas para instalar una sillita mirando hacia delante con el sistema LATCH:

Conoce cómo instalar otras sillitas con indicaciones del NHTSA.

Ayúdanos a conseguirlo

Back to top