Skip to Content

Sillas infantiles de grupo 2 y 3 y sillas evolutivas: cuándo hacer el cambio

DefaultAlt

Si tu niño o niña empieza a crecer y está dejando su primera silla infantil pequeña es posible que estés ya buscando en el mercado una silla del Grupo 2 para niños de entre 15 a 25 kilogramos. Aunque se deben de tener como referencia tanto el peso como la altura a la hora de valorar el cambio de la sillita, estas sillas son válidas para edades desde los 3 años, para los casos de percentil más alto, hasta los 7 años aproximadamente.


Sin embargo habrás visto al buscar sillas infantiles del Grupo 2, que prácticamente no existen de ese grupo de forma individual en ninguna marca reconocida. En su lugar encontrarás sillas del “Grupo 2 y 3”, también llamado “Grupo 2/3”.  


Cómo son los Grupos 2 y 3


- Grupo 2: Indicado para niños de 15 hasta 25 kilos. Son sillas que utilizan el cinturón de seguridad del coche para sujetar al niño y cuentan con una parte de cojín más respaldo que se encaja en una plaza de asiento de pasajero del coche. De esta forma el niño queda elevado para que el cinturón de seguridad del coche le ajuste correctamente.

 
- Grupo 3: Indicado para niños de 22 a 36 kilos. Son cojines elevadores, a veces con respaldo incluido, aunque no necesariamente, que elevan el niño para que el cinturón de seguridad del coche le ajuste correctamente. En España es obligatorio el uso de un sistema de retención infantil hasta que el niño supera los 135 cm y se recomienda usarlo hasta los 150 cm. En otros países es obligado hasta los 150 cm.


Sillitas evolutivas


La razón por la que la mayoría de las veces se une el Grupo 2 con el Grupo 3 es porque las sillas infantiles de ambos grupos pueden tener formas y tamaños parecidos. Por lo tanto, con un sistema de ajuste evolutivo, con diferentes posiciones que se vayan adaptando al tamaño del niño, se pueden satisfacer los dos grupos a la vez.


Una silla de “Grupo 2 y 3” será útil para niños desde 15 kilos y tendrá un ajuste variable para que sirva hasta los 36 kilos o cuando el niño supere los 135 cm, que es la altura mínima para dejar de utilizar un sistema de retención infantil. En concreto suelen tener el reposacabezas ajustable en altura para que proteja bien la cabeza según el niño va creciendo. Dentro de las sillas homologadas como Grupo 2 y 3, las hay de diferentes diseños y formas, fijas o reclinables, con más o menos protección lateral y de precios muy variados. 


Sillitas Grupo 1, 2 y 3

Los últimos avances en diseño han hecho que ya haya varias marcas que ofrecen sillitas evolutivas que abarcan los grupos 1, 2 y 3. Estas sillas cuentan con arnés para usarse como Grupo 1. Después se desmonta el arnés y parte de la banqueta y respaldo para dejar una silla del Grupo 2, con el reposacabezas de altura variable para cumplir como silla del Grupo 3. Esto quiere decir que una misma silla podría valer desde que el niño tiene de 9 kilos hasta que supera los 36 kilos, o traducido a edad, desde 1 año hasta los 12 aproximadamente.

Cuidado con pasar demasiado pronto al Grupo 2 y 3


Es recomendable no forzar el cambio a una silla del Grupo 2 y 3 si el niño acaba de alcanzar los 15 kilos y aún sigue cómodo en su silla del Grupo 1, sobre todo si esta última está colocada a contramarcha. Si el arnés de la silla del Grupo 1 le está aún bien, siguiendo las instrucciones de colocación de la sillita, sujetará mejor al niño en caso de accidente. Si va a contramarcha, además le sujetará mejor la cabeza en caso de accidente frontal que una silla del Grupo 2 y 3. 


Hay niños con percentiles muy altos que alcanzan los 15 kilos a muy temprana edad. Si la silla del Grupo 1 se le ha quedado pequeña por tamaño, pero aún es muy pequeño de edad, con 3 años recién cumplidos, por ejemplo, tal vez hay que buscar una silla del Grupo 1 un poco más amplia en vez de subir ya al Grupo 2 y 3. La razón es porque un niño muy pequeño es muy inquieto y se mueve mucho si se le deja libertad. Con una silla del Grupo 2 y 3 tendrá mucha libertad para moverse e incluso para pasar el torso por debajo del cinturón del coche, lo que le dejaría sin seguridad en caso de accidente. Por ello, es importante pasar al Grupo 2 y 3 en el momento oportuno, cuando el niño haya ganado conciencia y haya aprendido a mantenerse más tranquilo en el coche.


727x103-boton-ayudanosaconseguirlo.png

Back to top