Skip to Content

¿Qué silla elegir? ¿Cómo debe viajar en coche un niño que mide menos de 135 cm pero pesa más de 36 kilos?

¿Qué silla elegir? ¿Cómo debe viajar en coche un niño que mide menos de 135 cm pero pesa más de 36 kilos?

24/07/2017

La casuística en relación a las sillas infantiles, la edad, estatura y peso de los niños hacen que exista mucha confusión entre gran parte de los padres a la hora de decidir qué silla deben utilizar sus hijos. El momento de mayores dudas al que se enfrentan los padres suele estar relacionado con el instante en que hay que decidir el siguiente modelo de silla a adquirir. ¿Hemos de guiarnos por el peso, por la estatura o por la edad?

La premisa básica que hemos de tener clara en cuanto a la seguridad de nuestros niños en el coche es que han de viajar utilizando una silla acorde con su estatura y características físicas, ante todo. El peso es determinante ya que cualquier SRI indicará el peso máximo que la silla puede soportar manteniendo toda su capacidad de protección al menor. Una vez superado el peso máximo para el cual está homologado nadie garantiza la seguridad de la silla porque no se realizan pruebas en esos casos.

Por fortuna, las nuevas normativas y homologaciones están pensadas y diseñadas para que el factor determinante en la elección de una silla u otra sea la estatura del niño (aquí puedes resolver todas tus dudas sobre la nueva normativa ECE R129). Esto es debido a que el interior de los coches, y más en concreto el diseño de los cinturones de seguridad, están pensados para ocupantes de 150 cm o mayor estatura. Los niños y personas que midan menos de esos 150 cm deben utilizar cojines elevadores de manera que sea posible acomodar perfectamente el cinturón de seguridad y, así, garantizar que viajen seguros.

Un niño que mida menos de 135 cm debe viajar con un elevador (recomendamos que sea con respaldo) de manera que pueda conseguir un ajuste correcto y seguro del cinturón correspondiente. En cualquier caso, el peso no es lo que determina la elección de una sillita, y en realidad los 36 kilos son el límite superior de la homologación de sistemas de retención infantil en Europa, y eso no necesariamente significa que no podamos sentar con seguridad a un niño de ese peso o superior en un alzador.

No se romperá por su uso, pero el fabricante no va a asumir la responsabilidad sobre el dispositivo, ni va a certificar que la protección de dicho dispositivo alzador sea la óptima porque no existe la normativa para verificarlo, ni se realizan las pruebas de laboratorio que serían necesarias.

En el caso que nos ocupa, de niños que no llegan a medir 135 cm, pero sí que superan los 36 kilos de peso, deben utilizar un alzador (aquí todas las novedades sobre elevadores con respaldo). El uso del alzador permitirá al pequeño quedar bien sujeto por el cinturón de seguridad y, por tanto, viajar más seguro que sin él. Además, si es posible, elegiremos un alzador que pueda ser atado o sujeto en el asiento, de manera que minimicemos la posibilidad de que el asiento se escurra por debajo del niño.

En el futuro, cuando tan solo la normativa ECE R129 sea válida y si se prohíbe el uso de sillas infantiles de la homologación anterior, todos los alzadores llevarán respaldo.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top