Skip to Content

¿Puedo usar mi sillita de coche para otros medios de transporte?

¿Puedo usar mi sillita de coche para otros medios de transporte?

13/06/2019

La sillita del coche es un dispositivo de seguridad para transportar a los niños que puede ser utilizado en otros vehículos, siempre y cuando estos dispongan de unos mínimos requerimientos para su uso.

Para utilizar la silla del coche en otros medios de transporte, basta con que estos dispongan, o bien de cinturones de seguridad, o bien de anclajes ISOFIX. Hay que atender, además, a otro tipo de consideraciones cuando nos referimos a transportes como el autobús, el tren o el avión. Veamos un resumen delo más destacado para tener en cuenta cuando viajamos en otros medios de transporte aparte de nuestro propio coche.

Autocaravana

Para viajar en autocaravana podemos utilizar la silla del coche habitual sin ningún problema. Te recomendamos leer nuestro artículo específico para este vehículo, «¿Cómo debe viajar un niño en autocaravana?»

Taxi

Hoy, según la legislación actual y aunque desde Fundación Mapfre no lo recomendemos, lo cierto es que un niño menor de 1,35 cm puede viajar en taxi sin sistema de retención infantil siempre que se circule por ciudad y el menor vaya sentado en los asientos traseros. Si, por el contrario, el taxi circula por carretera, el menor está obligado a usar sillita. La responsabilidad total es el del tutor del menor, es decir, quien sea el responsable legal del niño.

Aunque no sucede con todas las compañías de taxi, cada vez son más las que ofrecen el servicio de silla de auto. En aquellas que sí disponen de SRI, basta con indicar que viajamos con un menor y que queremos una sillita en nuestra petición —por teléfono o Internet— para que nos envíen un coche con este dispositivo de seguridad.

Autobús urbano

La normativa de Seguridad Vial tampoco incluye a los autobuses urbanos. Lo habitual es que cuenten con zonas especialmente adecuadas para colocar el carrito del niño —algunas cuentan con cinturones— y, poco a poco, empiezan a verse autobuses con sillas fijas para bebés, como es el caso de la EMT —en Madrid—.

Autobús o transporte escolar

En España el Reglamento General de Circulación indica que en los autobuses —vehículos destinados al transporte de pasajeros de más de 9 plazas— los menores deben utilizar sistemas de retención homologados adaptados a su talla y peso, siempre que tengan más de tres años. En caso de no disponer de estos sistemas se utilizarán los cinturones de seguridad, siempre que sean adecuados a su talla y peso. Para menores de tres años hay un vacío normativo. Os recomendamos esta infografía con recomendaciones para un transporte escolar seguro.

Tren 

No existe normativa al respecto. No es obligatorio que los niños utilicen sistemas de retención infantil de ningún tipo. Los niños pueden ir sentados en los asientos sin mayores requerimientos. Aconsejamos el artículo ‘¿Deberían los trenes contar con sistemas de retención infantil?’

Avión

Para viajar en avión, no siempre es posible utilizar nuestro sistema de retención infantil habitual. En el caso de los bebés y niños menores de dos años, viajarán con un arnés que se sujeta al cinturón del padre o la madre, y viajará en el regazo de la persona a cargo (consulta nuestra infografía)

Las compañías aéreas no suelen poner pegas a que se suba a bordo una silla infantil homologada, aunque siempre viene bien comprobarlo de antemano con la compañía antes de emprender el vuelo.

La mayoría de los asientos infantiles homologados para coches valen para avión. Recientemente las sillitas suelen incluir una etiqueta con el mensaje de que están «certificadas para su uso en vehículos de motor y aviones».

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top