Skip to Content

¿Es correcto poner la silla infantil en sentido contrario a la marcha?

¿Es correcto poner la silla infantil en sentido contrario a la marcha?

03/07/2014

Los SRI del grupo 0 y 0+ (niños de hasta 12 meses y 10 kilos de peso, en el caso del grupo 0, y niños de hasta 18 meses y 13 kilos de peso en el caso del grupo 0+), fueron los primeros en demostrar que se reduce enormemente el riesgo de lesión de los menores si el sistema se coloca en sentido inverso. Por otro lado, en los últimos años los estudios realizados por laboratorios independientes muestran cómo también los SRI del grupo 1 (niños de hasta 3 años y 18 kilos) pueden prevenir hasta en un 75% adicional el riesgo de lesiones si se colocan en sentido inverso.

Cuando la sillita infantil está posicionada en el sentido de la marcha, un impacto frontal provoca una gran tensión en el cuello lo que, a su vez, puede provocar una lesión de médula espinal o incluso la muerte del infante. Colocar el sillín en sentido contrario protege mucho más estas zonas, repartiendo el impacto homogéneamente entre espalda, cabeza y cuello.

A partir de los 3 ó 4 años, o cuando superen los 18 kilos de peso, lo habitual es que los niños viajen mirando hacia adelante, como el resto de ocupantes adultos.

Desde FUNDACIÓN MAPFRE recomendamos mantener la sillita en el sentido contrario a la marcha durante los primeros años de vida del menor. A partir de los 3 ó 4 años, o cuando superen los 18 kilos de peso, lo mejor es adaptar el SRI a la posición correspondiente para cada trayecto.

Back to top