Skip to Content

Comprobamos cómo puede afectar una sillita de coche envejecida a la seguridad de un niño

Comprobamos cómo puede afectar una sillita de coche envejecida a la seguridad de un niño

02/06/2017

Pasan los años y seguimos utilizando el mismo sistema de retención infantil. Éste ha ido pasando por cada uno de los hijos, entre familiares y amigos… Lamentablemente, debemos tener en cuenta que el tiempo y el uso también les afectan. Así lo han demostrado las pruebas realizadas por Fundación MAPFRE con motivo de su informe sobre seguridad vial infantil en el automóvil en España y Latinoamérica 2016. 

Debemos tener en cuenta que las sillitas de coche envejecidas o dañadas no protegen igual, pudiéndose incluso llegar a romper por la desaceleración de una colisión o accidente de tráfico.

Fundación MAPFRE ha realizado un ensayo al respecto para comprobar si efectivamente los SRI envejecidos siguen siendo eficaces. Para ello se ha utilizado una sillita del Grupo I (10-18 kg) y un dummy P3

La sillita se ha colocado en sentido de la marcha. Sin embargo, previamente ha sido sometida a un proceso de acelerado de envejecimiento. Para ello se han realizado 8 ciclos de una duración total de 96 horas: 1 ciclo de 12 horas que incluye subidas y bajadas de temperatura en periodos largos y cortos de tiempo. La temperatura máxima se ha situado a 80ºC y la humedad al 30%. 

Tras esto, se ha realizado el crash test a una velocidad de ensayo de 48,59 km/h con un desplazamiento horizontal del dummy de 645 mm. 

Las pruebas mostraron valores de aceleración de la cabeza y del tórax fuera de los límites reglamentarios. Aunque hay que destacar que el SRI no sufrió ninguna rotura ni desplazamiento fuera de lo normal. El informe elaborado al respecto indica que ‘los valores no reglamentarios registrados pueden ser causa del cambio de propiedades como la rigidez del material del SRI debido al envejecimiento’.

Concretamente, tanto el desplazamiento horizontal como el vertical se encuentran dentro de los valores máximos de la R44. Los resultados son 542 mm de desplazamiento horizontal y 708 mm de desplazamiento vertical. En la R44 con 550mm y 800mm respectivamente.

En lo que se refiere a los sensores, los datos muestran un pico elevado en el caso de la aceleración del tórax. En este caso, hay un valor máximo de 38,95g, cuando la normativa de homologación limita la aceleración vertical para el tórax a un valor menor a 30g (este valor puede ser superado si tiene una duración menor a 3ms).

Para valorar la aceleración de la cabeza se ha tenido en cuenta el protocolo de Europ NCAP para Assessment protocol – Child Occupant protection. Aquí, se entiende que ha habido contacto con la cabeza si se superan los 80 g. Si el pico de aceleración es superior a 88g durante más de 3ms, se ha obtenido un resultado no válido.

El ensayo muestra un pico máximo de 110,24g lo que indica que ha habido contacto con la cabeza. También se registra otro pico de 99g con una duración de entre 240 y 250 ms, superando así los 88g reglamentarios.

El informe revela que al haberse observado un pico superior a 99g, y durante más de 3ms, el valor de la probabilidad de lesión grave (AIS 3) es del 50%.

Aquí podemos ver el crash test realizado:

El dossier elaborado por Fundación MAPFRE también recoge los crash test realizados para comprobar qué ocurre si viajamos con un niño en el regazo o con el cinturón de seguridad más flojo de lo normal. Comprueba aquí las consecuencias de usar los sistemas de retención infantil incorrectamente.

Desde el Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE abogamos por el reciclado de sistemas de retención infantil envejecidos. Así, se recomienda cambiar de sillita cada 6 años. Y mejor, hacerlo antes, y siempre que el niño sobresalga de la sillita, síntoma que no le ofrece la protección adecuada. El uso continuado, el paso del tiempo, su intervención en frenazos bruscos… En el artículo ‘El reciclaje de los sistemas de retención infantil cuando ya no sirven’ abordamos aquellos motivos que nos pueden llevar a cambiar de sillita.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top