Skip to Content

Seguridad vial infantil en España

Seguridad vial infantil en España.

La principal causa externa de muerte infantil sigue siendo los accidentes de tráfico, representando un 33% de todas las muertes de niños de 0 a 14 años sucedidas en 2012 en España. Este porcentaje supone un notable aumento respecto al año 2011 en el que los accidentes de tráfico constituyeron el 25% de fallecimientos.

En este sentido, la segunda causa externa de muerte en los niños de 0 a 14 años en 2012 fueron los ahogamientos, con un 23%, seguida de las caídas accidentales, con un 7%, y los homicidios, con un 6%. En el caso de los homicidios, se trata de una cifra remarcable ya que se ha producido una reducción considerable respecto al 14% registrado en 2011, año en que se alcanzó una cifra récord en las últimas décadas con 20 niños fallecidos por esta causa.

Víctimas en accidentes de tráfico.

En 2012, último año para el que se dispone de esta información, murieron en España un total de 52 niños entre 0 y 14 años como consecuencia de un accidente de tráfico. Este dato señala un incremento del 25% en el número de víctimas mortales respecto a 2011, año en el que fallecieron 42 niños. Sin embargo, en relación a la suma de niños fallecidos y heridos graves, entre los años 2011 y 2012 se ha producido una reducción del 15%, pasando de 499 a 425 niños. Asimismo, cuando se consideran únicamente los heridos graves, es posible señalar que se ha producido también una significativa reducción del 18% entre los años 2011 y 2012.

Por otro lado, la mayor parte de accidentes de tráfico con víctimas mortales entre los 0 y 14 años se producen en las ciudades. Así, en 2012, 39 niños perdieron la vida en carretera (75%) y 13 niños fallecieron en las ciudades (25%). Sin embargo, el 60% de los heridos graves y el 57% de los heridos leves se produjeron en vías urbanas.

En cuanto a los vehículos implicados en los siniestros, la gran mayoría de niños entre 0 y 14 años fallecidos en accidentes de tráfico durante 2012 en España viajaban en turismos o furgonetas ligeras. En total, fueron 37 los niños ocupantes de turismos y 3 niños los ocupantes de furgonetas ligeras. Estas cifras indican que, en 2012, las víctimas mortales de accidentes de circulación que eran ocupantes de turismos y furgonetas ligeras representaron un 77% del total. Debido a esta situación, los niños que viajan en turismos y furgonetas ligeras siguen siendo una de las áreas prioritarias de mejora de la seguridad vial infantil.

Los peatones son el segundo grupo con más víctimas mortales infantiles, con un total de 11 niños peatones fallecidos en el año 2012. Este número representa el 21% de todos los niños con edades comprendidas entre los 0 y 14 años que fallecieron en 2012 en España a causa de un siniestro de circulación. Este número, sumado a los 40 niños fallecidos en turismos y furgonetas, suma un total de 51, siendo la víctima mortal infantil restante en 2012 un menor que viajaba como ocupante de un ciclomotor.

Así pues, es posible afirmar que, en 2012, ningún niño ocupante de bicicleta, autobús o vehículo pesado falleció en accidente de tránsito en España.

Por último, cabe mencionar que en ese año, el 69% de los niños fallecidos en zona urbana fueron peatones, mientras que los peatones fallecidos en carretera supusieron únicamente el 5%. Y los niños ocupantes de turismos y furgonetas que fallecieron en ciudad fueron 4 (31% de los fallecidos en ciudad), mientras que los menores que perdieron su vida en carretera cuando viajaban en los tipos de vehículos mencionados sumaron un total de 36 (92% de los fallecidos en carretera).

Evolución entre 1990-2012.

A lo largo de las dos últimas décadas, entre los años 1990 y 2012, se ha producido una reducción notable en el número de niños menores de 15 años heridos o fallecidos en siniestros de tránsito.

En este sentido, el número de niños de 0 a 14 años que han perdido la vida cada año como consecuencia de accidentes de circulación se ha reducido de 307 a 52 víctimas, lo que representa una reducción total del 83%. Asimismo, en la suma de fallecidos y heridos graves, el total se ha reducido desde aproximadamente 2.200 niños en la década de 1990, hasta 425 en el año 2012, lo que representa una reducción del 81%.

En concreto, la reducción acumulada en el número de niños de 0 a 14 años fallecidos como ocupantes de turismos y furgonetas alcanza el 78%, la reducción acumulada en el grupo de peatones alcanza el 88%, la de ocupantes de ciclomotores el 91%, y la de niños ocupantes de autobús, motocicleta, bicicleta u otros vehículos es del 100%, dado que no se produjo ningún fallecimiento en este último grupo.  

Por otro lado, la reducción del número de niños entre 0 y 14 años fallecidos en España como consecuencia de accidentes de circulación durante el período anteriormente citado, es ligeramente superior en carretera, con una disminución del 84%, que en las ciudades, con una disminución del 81%.

Por último, entre 1993 y 2012, el número de heridos graves a consecuencia de accidentes de tránsito se ha reducido en un 80%, pasando de los 1.893 hasta los 373 heridos, y el número de heridos leves ha pasado de los 5.708 a los 4.982, lo que constituye una reducción del 13%.

Desde FUNDACIÓN MAPFRE aplaudimos la reducción en el número de víctimas mortales y heridos a consecuencia de accidentes de tráfico durante los últimos veinte años, pero recordamos que, aunque sea un objetivo difícil de conseguir, es necesario seguir trabajando de manera conjunta para reducir la cifra a cero. La seguridad vial, y en especial la seguridad de los más pequeños, es responsabilidad de todos.

Back to top