Skip to Content

¿Se piensa en la seguridad vial infantil a la hora de diseñar coches autónomos?

¿Se piensa en la seguridad vial infantil a la hora de diseñar coches autónomos?

13/02/2019

Los coches autónomos son prácticamente todos los días objeto de noticia. La  pregunta que nos hacemos no carece de sentido. ¿Se piensa en las necesidades específicas de los niños en cuanto a seguridad a bordo del coche autónomo?

La respuesta no podría ser más descorazonadora, puesto que no existen evidencias de que se estén llevando a cabo pruebas en este sentido. No obstante, habría que tener en cuenta algunos aspectos muy interesantes. El primero de ellos es qué entendemos por coche autónomo

En la actualidad existen diferentes niveles de automatización en los coches, desde el nivel cero —es decir, ninguna automatización— hasta el nivel 5 —automatización completa, son coches que pueden solventar cualquier eventualidad de la conducción sin supervisión humana—. No existe ningún modelo comercial, ni viable, de nivel 5 en la actualidad. Todos los “coches autónomos” que se conocen actualmente no pasan de nivel 3 (en este vídeo se explican los distintos niveles). En el nivel 3 los vehículos pueden circular de forma autónoma en entornos controlados como autopistas o autovías.

Sin embargo, en un futuro cercano se empezarán a comercializar coches autónomos —es decir, de nivel 5—, y estos tendrán que haber pasado satisfactoriamente todas las pruebas de seguridad para todos sus ocupantes tengan la edad que tengan. Según Safe Kids Worldwide, no se está trabajando en la seguridad de los niños en los coches autónomos.

La Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE) es el organismo de normalización del automóvil que dividió en niveles la capacidad de conducción autónoma de un vehículo. En esta infografía se explica detalladamente los diferentes niveles existentes.

¿Qué se necesita para garantizar la seguridad de los niños en los coches autónomos?

Si pensamos en sillitas de auto especiales, no es del todo acertado. Las sillas de auto para coches autónomos no deberían ser muy diferentes a las sillas de auto para coches tradicionales. En ese “no deberían” cabe la posibilidad de que, en el fondo, haya que introducir cambios. Estos cambios solo se podrán vislumbrar si se hacen pruebas exhaustivas de seguridad con los vehículos automatizados. Como bien podemos pensar, estas pruebas no serán posibles hasta que no haya vehículos autónomos completamente funcionales. 

Sí es posible trabajar por adelantado en otras áreas relacionadas con la seguridad de los niños en los coches autónomos. Tal y como se expresa en el estudio de Safe kids, “tener a la comunidad de seguridad infantil presente durante las etapas de desarrollo e innovación, en lugar de después de que los vehículos y las características estén en producción, reducirá los riesgos y aumentará la seguridad de los niños”. 

Entre otras cosas para tener en cuenta, es necesario que los fabricantes sean transparentes en cuanto al diseño de tests para garantizar la seguridad infantil, en relación con asegurar que los niños estén bien sujetos, que tengan el nivel más alto de protección en caso de colisión y que puedan ser supervisados adecuadamente durante un viaje. Este último punto no parece tener mucha discusión, puesto que no parece factible que los niños pequeños viajen sin la supervisión de un adulto en un coche autónomo.

En el caso de los coches 100% autónomos, el habitáculo es susceptible de variar con respecto a lo que conocemos. En este nivel de autonomía, el máximo, no es necesaria la intervención de un conductor humano en ningún caso, y por tanto puede que cambie la orientación de los asientos, o su distribución, incluso puede que ese interior sea dinámico y se adapte al tipo de ocupantes en cada momento.

Las sillas de auto para coches autónomos deben atender a estos nuevos escenarios, que incluyen niños que se desabrochan a sí mismos u otros niños, o niños aburridos que juegan con los cinturones de seguridad sin abrochar. Es posible, además, que ya no solo se contemplen las posiciones a favor y en contra de la marcha, y por ello es tan importante plantearse nuevas pruebas de seguridad para los niños. 

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top