Skip to Content

Recomendaciones de Seguridad Vial en el entorno escolar

Vuelta al cole con precaución y sin prisas

Para identificarlas y ayudar a prevenirlas, desde FUNDACIÓN MAPFRE se ha desarrollado una guía para la mejora de la Seguridad Vial en el entorno escolar. En su elaboración hemos contado con estudios, como el realizado en la localidad coruñesa de Narón, y con la colaboración de padres y profesores.

En esta guía se recogen medidas y recomendaciones que contribuyen a minimizar el riesgo de accidentes en los desplazamientos a los centros escolares.

Algunos de estos consejos están dirigidos directamente a los niños, ya que ellos juegan un papel crucial en su propia seguridad. Ayudándoles a conocerlos, conseguiremos que los propios niños eviten la mayoría de las situaciones de riesgo a las que se pueden enfrentar: 

  • En primer lugar, antes de cruzar la calle es muy importante mirar a ambos lados, volviendo a mirar una segunda vez en la dirección del tráfico para asegurarse de que no se aproxima ningún vehículo.

  • Si un vehículo nos cede el paso en un paso de cebra, debemos establecer contacto visual con el conductor para que sepa cuándo hemos terminado de cruzar.

  • Cuando se transita como peatón los niños han de mantenerse siempre en la acera, sin caminar por el borde ni jugar o correr de forma temeraria.

  • Al utilizar el autobús, es importante llegar a la parada con antelación y en ningún caso se debe correr a su lado para intentar detenerlo. Antes de subirse, hay que esperar hasta que la puerta esté completamente abierta y a que el conductor dé su permiso. 

  • Si se utiliza una bicicleta, recuerda que es obligatorio el uso de casco tanto dentro como fuera de las ciudades y, cuando se circule con poca luz fuera de ciudad, de un chaleco reflectante para mejorar la visibilidad (nuestra recomendación es que el chaleco también se utilice de día y en la ciudad).

En todo caso, no debemos olvidar que la Seguridad Vial también debe estar presente en nuestros vehículos. Aprovechando el comienzo del nuevo curso hay que asegurarse de que tenemos todo lo necesario para llevar adecuadamente a los niños y seguir los consejos básicos:

  • Los niños hasta los 1,35 metros de altura deben viajar siempre con la sillita o el asiento elevador más conveniente. 
  • Aunque utilizar las sillas infantiles es clave para prevenir lesiones graves en caso de accidente, no es la única medida que hay que tomar. Es esencial que los niños vayan sentados en dirección contraria a la marcha al menos durante los doce primeros meses de vida. Una vez cumplido su primer año, continúa siendo conveniente llevarlos con la silla instalada mirando hacia atrás. Algunas sillitas infantiles permiten circular en dicha posición hasta los 3 o 4 años.
  • Los niños deben viajar preferentemente en los asientos traseros y, en cualquier caso, lo más alejados posible de los airbags frontales y laterales.

Siguiendo estos consejos se pueden prevenir hasta el 95 por ciento de las lesiones graves que, en caso contrario, podrían sufrir los menores en caso de accidente.

Para más información sobre sistemas de retención infantil visita nuestra sección la silla más segura

Back to top