Skip to Content

SecureGuard, un cuarto punto de anclaje que puede reducir las lesiones abdominales

SecureGuard, un cuarto punto de anclaje que puede reducir las lesiones abdominales

10/02/2017

Los sistemas de sujeción más eficaces para coches son los de cinco puntos, puesto que consiguen retener el cuerpo ante una colisión en casi cualquier dirección: hacia delante, lateralmente, hacia arriba, y previniendo el efecto submarino. Este tipo de arnés lo podemos encontrar en coches de competición, y por supuesto en las sillas infantiles hasta el actual Grupo I.

Una consecuencia beneficiosa de estos cinco puntos de sujeción de los SRI hasta el Grupo I es que protegen la zona abdominal de los niños, mientras que el cinturón de tres puntos, que es el que sujeta el SRI a partir del Grupo II, no la cubre bien. Es una zona que puede quedar afectada en una colisión si la postura del niño no es la correcta mientras viaja en coche, algo que sucede con bastante frecuencia en casi todos los niños.

Objetivo: reducir las probabilidades de sufrir lesiones abdominales en niños

Para evitar o mitigar las lesiones abdominales en niños en caso de colisión, existen diferentes soluciones tanto desde el punto de vista de la postura del niño, como del SRI utilizado. Una de ellas, la más simple, es que el asiento elevador o la silla de Grupo 2/3 disponga de una guía inferior para mantener la cinta abdominal en su posición óptima.

Otra solución más elaborada, y a priori más eficaz, es disponer de un cuarto punto de anclaje en el propio SRI que ayude a mantener la banda abdominal en su lugar, y contribuya a reducir las fuerzas que se aplican al abdomen en caso de colisión. De la misma manera que con los arneses de cinco puntos, esta pieza central elimina el efecto submarino y evita el desplazamiento del cinturón a la barriga, manteniéndolo en la zona baja del abdomen.

El fabricante de sistemas de retención infantil Britax Römer ha desarrollado SecureGuard, una tecnología pendiente de patente que permite contener el movimiento indeseado de la banda abdominal del cinturón de seguridad. De esta manera, al acomodar al niño en la silla, dicha banda se ha de pasar por la pieza central.

El alcance de las lesiones abdominales vería dependiendo sobre todo de la postura adoptada, y de la correcta colocación del cinturón de seguridad. En los casos en los que la banda inferior del cinturón se sitúa sobre la barriga, dichas lesiones pueden afectar al hígado, el bazo o los riñones, y es más factible que sucedan cuando el niño se queda dormido, pues no será consciente de su propia postura.

Todo esto se podría mejorar con arneses de cinco puntos. El problema es que para sujetar con seguridad un cuerpo de más de 15 o 18 kilos son necesarios arneses de una enorme resistencia, y respaldos capaces de aguantar al conjunto en caso de colisión. Por eso, a partir de los 18 kilos de peso se recomienda que los niños viajen sujetos por los cinturones de seguridad el coche, en el SRI adecuado a sus características físicas.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top