Skip to Content

¿Sabes lo que son los pedibuses?

Pedibuses

Son rutas organizadas con escolares y adultos para ir andando al cole, en las que hay un recorrido y, como si fuera un autobús, van recogiendo niños para ir todos juntos. Unas veces están muy estructurados, con varias paradas o puntos de encuentro, y otras simplemente es que varios padres se turnan para acompañarlos. Es decir, que cada comunidad diseña el pedibús a su medida en función de sus necesidades. A veces los caminos escolares están diseñados por el ayuntamiento de la localidad, otras son los propios colegios, que buscan promover la participación de las familias y los escolares.

Estos itinerarios a pie o autobuses caminantes fomentan la autonomía de los niños en su entorno y valores como la sociabilidad, la responsabilidad y la movilidad sostenible (por la reducción de la contaminación), y mejoran las habilidades de los niños en seguridad vial, algo que les será de gran utilidad para el resto de su vida. Al tiempo, favorecen la vida activa frente al sedentarismo y los cada vez mayores índices de sobrepeso y obesidad infantil. Los niños necesitan por lo menos una hora de actividad física al día, y caminando a la escuela es una gran manera de conseguir hacer parte de ese ejercicio.

Esta forma de ir al colegio también beneficia a la seguridad vial, ya que reduce la congestión en los accesos al colegio y propicia una mejor conducción por parte de los conductores por la zona que el grupo recorre.

Aunque para que se puedan organizar pedibuses, hay que asegurarse de varias cosas: que haya espacio para caminar en las aceras y caminos, que el tráfico no sea denso o que transcurran por zonas seguras y sin riesgos, entre otras. Lo aconsejable es que al menos haya un adulto por cada ocho escolares.

A veces, en el caso de que el colegio se encuentre a una distancia demasiado lejana para ir andando, es necesario alternar tramos a pie con otros en bicicleta, lo que se conoce como bicibús, o incluso con el transporte público.

El fenómeno de los pedibuses, que se inició en la década de los 90 en Australia, se ha extendido a 40 países, como Estados Unidos, Nueva Zelanda, Reino Unido y Canadá. En España, no es algo habitual, aunque organizaciones como la Red de Ciudades que Caminan impulsan iniciativas como "Mi cole camina", con el fin de que los centros educativos impulsen campañas por la movilidad sostenible.

Back to top