Skip to Content

Retos y buenos propósitos para el Nuevo Año

Retos y buenos propósitos para en Nuevo Año

02/01/2019

Uno de los grandes desafíos en materia de seguridad vial es conseguir que nadie pierda la vida en la carretera. Sin embargo, todavía queda camino por recorrer para que esto ocurra. ¿Qué retos se puede plantear España en este nuevo año para que se logre una mejora en materia de seguridad vial particularmente la infantil?

Uno de los trece objetivos de la ‘Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020’, aprobada por Consejos de Ministros en el año 2011, es que ningún niño menor de 12 años fallezca en las carreteras por no usar un sistema de retención infantil. España comenzaba el año 2009 con 12 fallecidos por este motivo, llegando a 2015 con 5 víctimas mortales que no usaban el SRI y 3 niños en 2016 que tampoco lo hacían. El año 2017 ha cerrado con el fallecimiento de 5 niños que iban sin sillita. Todos los datos que se presentan en este artículo han sido obtenidos del informe ‘Las principales cifras de Siniestralidad Vial. España 2017’, de la Dirección General de Tráfico (DGT). 

En total, 35 niños menores de 14 años han perdido la vida en la carretera (7 más que en 2016), 346 han sido hospitalizados por tener lesiones de gravedad y 6.611 han resultado heridos leves.

En lo que respecta a turismos, 17 de estos niños fallecieron en un coche, 110 fueron heridos graves y 3.975 heridos leves.  Todo ello indica que todavía queda mucho camino por recorrer para lograr en ansiado ‘Objetivo Cero’ y que son muchas las labores que se pueden desarrollar para que esto ocurra lo antes posible. 

Abordamos, a continuación, algunos pilares básicos en los que se puede mejorar:

-Por supuesto, una premisa fundamental: un mayor uso de los sistemas de retención infantil. Como hemos indicado, 5 de los niños fallecidos en 2017 no llevaban sistema de retención infantil cuando iban en un turismo o furgoneta. Igualmente, 5 heridos hospitalizados tampoco hacían uso de este importante sistema de seguridad. ¿Cómo se puede mejorar? Con una mayor concienciación de la población en general y, por supuesto, de los padres, tutores y los más pequeños. 

-Colocación y sujeción sin cometer errores. No basta con tener una sillita. Debe estar homologada, instalarla adecuadamente y sujetar al menor de manera correcta. Aquí ofrecemos algunos consejos.

-Educación como peatones. No hay que olvidar que antes que usuarios de vehículos, todos somos peatones. El menor debe aprender a ser un peatón responsable. 

-Mejora de las vías con mejores calzadas, pasos de peatones y una buena señalización para mejorar la siniestralidad vial como peatones. Ocho niños fallecieron en vías urbanas como peatones. Igualmente, 169 resultaron heridos de gravedad y 1.647 fueron heridos leves en 2017, según Tráfico. 

-Un mayor número de caminos escolares seguros para que los niños puedan ir sin riesgos al colegio.

-Un correcto uso de la bicicleta. Se trata de uno de los medios más utilizados por los niños. Durante el año 2017, un total de 4 niños fallecieron en España cuando iban en una bicicleta, 27 resultaron heridos de gravedad y 357 fueron heridos pero no hospitalizados. Hay que tener en cuenta que para utilizar la bicicleta de forma adecuada hay que conocer la normativa al respecto. Aquí ofrecemos algunos consejos. Por supuesto, siempre con casco

-Mejoras en el transporte escolar. Lo ideal sería que todos los autobuses fueran más nuevos y contaran con cinturón de seguridad y, a ser posible, que se pudiera instalar sistemas de retención infantil. Actualmente la normativa es muy laxa al respecto y sólo es obligatorio que los autobuses cuenten con cinturón si han sido matriculados después de 2007. La legislación tampoco especifica cómo deben viajar los niños menores de 3 años. En esta infografía recogemos los principales consejos. 

-Proliferación de los sistemas anti-olvido para que no se quede ningún niño encerrado dentro del vehículo.

Back to top