Skip to Content

¿Qué requisitos debe cumplir un vendedor de sillitas de coche?

¿Qué requisitos debe cumplir un vendedor de sillitas de coche?

13/11/2017

Acudir a una tienda especializada es fundamental si necesitamos asesoramiento profesional a la hora de adquirir un sistema de retención infantil. ¿Qué requisitos debe reunir un vendedor que trabaje con este tipo de sillitas de coche? Enumeramos a continuación algunos de los puntos con lo que debe contar para ofrecer un buen servicio a todas aquellas familias que van a comprar un SRI.

Tanto si es la primera vez que se a adquirir un sistema de retención infantil como si no, es muy importante contar con un vendedor especializado en seguridad vial infantil que pueda ofrecer toda la información que se necesita. A continuación, algunos de los requisitos que debe cumplir un vendedor:

-Empatía: debe saber ponerse en el lugar del cliente. Escuchar sus necesidades, preguntar para qué va a utilizar la sillita, durante cuánto tiempo, en qué tipo de coche, cómo quiere sujetar al menor… Debe saber reconocer sus necesidades y poder ofrecerle aquella sillita que mejor se adapte. 

-Conocimiento del producto: debe conocer todos los productos que hay en el mercado y, sobre todo, lo que hay en la tienda. Debe reconocer cualidades y características de todos ellos. 

-Conocimiento de la ley: debe conocer la normativa vigente para poder asesorar al cliente acerca de, por ejemplo, dónde debe colocar la sillita o qué normas de homologación están vigentes. 

-Actualización y novedades tecnologías: debe conocer aquellas últimas novedades que incorporan o van a incluir las sillitas en un futuro próximo o que ya están ofreciendo. Es importante que puedan explicar al cliente cómo funcionan y cómo pueden contribuir a la mayor seguridad del menor. 

-Debe tener cierto conocimiento de vehículos para poder identificar qué sillita se pueden instalar en determinados automóviles y cuáles no. En general, lo fabricantes de sillas suelen enumerar en qué coches pueden ser instalados sus sistemas de retención infantil.

-Calidad antes que precio: lo más caro no siempre es lo mejor o aquello que necesita el cliente. En todo momento debe primar la calidad de la sillita. 

-Una sillita para cada niño: es muy importante saber reconocer que no hay una sillita ideal para todos los niños. Según las necesidades de cada persona, puede ser aconsejable una u otra silla. No es lo mismo un niño que debe ir mirando hacia atrás que aquél que ya puede ir mirando hacia delante sin problemas o aquél que tiene alguna necesidad especial. 

-Comunicación con los clientes: un buen vendedor debe saber escuchar y saber trasmitir. Debe saber explicar a la perfección a los usuarios el funcionamiento del SRI, sus características, instalación… 

-Facilitar la prueba del producto: este punto es más una característica del punto de venta. Es muy importante ofrecer la opción de probar el producto en el vehículo. Lo ideal incluso sería que el propio vendedor nos acompañara para que pueda indicar cómo es su correcta instalación.

-Saber indicar al cliente cómo es su correcta instalación: es el punto que indicábamos anteriormente. Pueden surgir muchas dudas a la hora de instalar una sillita, incluso consultando el manual. El vendedor debe conocer cómo es su instalación y debe poder asesorar al cliente acerca de este punto.

-Capaz de resolver las principales dudas de las familias, tanto a nivel normativa como de producto. Cuando se están mirando sistemas de retención infantil pueden surgir muchas dudas y el vendedor será sin duda un punto de referencia. De ahí la necesidad de que ofrezca información y asesoramiento de calidad. Es, sin duda, una de las principales diferencias con aquellos puntos de venta no especializados. 


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top