Skip to Content

Rellamada de sillitas, ¿cómo se hace en Estados Unidos?

Rellamada de sillitas, ¿cómo se hace en Estados Unidos?

15/06/2016

Muchos coches reciben rellamadas anualmente, ya sea porque se han detectado fallos mecánicos en determinados modelos y en ciertas unidades o porque se han encontrado errores en la fabricación que son subsanables. Es una responsabilidad que asumen los fabricantes de vehículos. Este mismo compromiso se lleva a cabo en Estados Unidos, donde basta con registrar tu sistema de retención infantil (SRI) para poder recibir un aviso en caso de que la sillita reciba una rellamada por un posible fallo.

Se trata de una iniciativa promovida por la NHTSA, National Highway Traffic Safety Administration (Departamento de Transportes de Estados Unidos). Conscientes de que uno de los objetivos más importantes es garantizar la seguridad de los más pequeños en la carretera, han creado un registro donde los padres pueden consultar si un sistema de retención infantil cumple con los estándares de seguridad requeridos según las normas federales de seguridad y si esa sillita ha recibido una rellamada.

Gracias al registro de estas sillitas (los padres deben registrar el SRI una vez adquirido), los fabricantes pueden ponerse en contacto con los consumidores para avisarle de estas retiradas o informarles de problemas de seguridad. Para registrar la sillita basta con rellenar el formulario que ofrecen en su página web y enviarlo por correo a la dirección que hay en su portal.

Toda esta información está disponible en Safercar.gov, una de las webs del NHTSA centrada especialmente en la seguridad de coches, sillitas y vehículos en general.  Y es que a pesar de las numerosas pruebas a las que se someten, puede darse el caso de que una tanda de sillitas se haya fabricado de manera incorrecta o que posteriormente se haya demostrado un importante error que pueda comprometer la seguridad de los más pequeños. De esta forma, el fabricante puede ponerse en contacto con sus consumidores para solventar el problema.

Además, a parte del mencionado formulario disponible en la web, todos los asientos de seguridad para niños en Estados Unidos fabricados desde marzo de 1993 tienen un formulario de inscripción para que los propietarios puedan proporcionar sus nombres y direcciones a los fabricantes. En caso de un retiro de seguridad, el fabricante tiene otra forma de contacto.

Una rellamada reciente es la realizada en enero para los modelos Britax B-Safe 35 y B-Safe 35 Elite, concretamente los fabricados entre el 1 de octubre de 2014 y el 1 de julio de 2015. En este caso, se indicó que la sujeción podía agrietarse y romperse permitiendo que la sillita se pueda caer de forma inesperada.

Debemos tener en cuenta que en Estados Unidos los fabricantes están obligados a avisar a los propietarios de posibles fallos en los SRI. Esta notificación se puede hacer incluso por correo electrónico. 

¿QUÉ HACER EN CASO DE RECIBIR UN AVISO?
Desde NHTSA recuerdan que cuando recibamos un aviso comprobemos qué modelo es y su fecha de fabricación. De esta forma, verificaremos si nuestro SRI está afectado. 

Posteriormente, aconsejan llamar al fabricante o visitar su página web para obtener toda la información disponible. En caso de que nuestro SRI se haya visto afectado por la retirada, desde el NHTSA piden que se llame de manera gratuita al 888-327-4236.

Es importante que no usemos esa sillita hasta que haya sido arreglada. En caso de no contar con otro SRI, desde el Departamento de Transportes de Estados Unidos remarcan que es más importante seguir utilizando una sillita que no hacerlo. Por este motivo, aconsejan utilizar el SRI con precaución hasta que sea reparado.

Según datos de Safekids, más de 6 millones de sillitas recibieron una rellamada de seguridad por un defecto en 2014 y menos de la mitad fueron arregladas. Esta misma entidad destaca la importancia de registrar la sillita para recibir el correspondiente aviso.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top