Skip to Content

Recomendaciones para reducir el estrés en la conducción en la nueva normalidad

Recomendaciones para reducir el estrés en la conducción en la nueva normalidad

09/07/2020

Los cambios a los que nos estamos enfrentando pueden hacer que suframos estrés. Se trata de un proceso psicológico normal que se origina cuando se presenta una fuerte exigencia y no sabemos cómo responder ante ella de forma clara y adecuada. Sin duda alguna, un proceso que afecta directamente a nuestra conducción desde el momento de ponernos al volante, y que afecta a nuestras reacciones y comportamiento en la carretera. 

Uso de mascarilla, mantener la distancia interpersonal, miedo al contagio, vulnerabilidad… La nueva normalidad puede conllevar un aumento del estrés, una situación que puede resultar peligrosa si este estrés no somos capaces de controlarlo y canalizarlo cuando hablamos de conducción. Por ello, es importante conducir con especial prudencia y en la fase más crítica del estrés evitar en la medida de lo posible conducir, sobre todo, si se está tomando medicación.

En todo caso, será nuestro profesional médico a quien debamos recurrir para que nos indique a cerca de la conveniencia o no de seguir haciéndolo. 

CONSEJOS PARA REDUCIR EL ESTRÉS AL VOLANTE

-Planificación de los desplazamientos. De esta forma, evitaremos ir con la hora justa y con prisas. Conducir tranquilo es importante. 

-Duerme las horas necesarias. El sueño debe ser reparador y de al menos 8 horas. 

-No marcarse metas inalcanzables en cuanto al momento del día en el que debemos llegar.

-Previo a la conducción resulta recomendable realizar actividades relajantes o incluso técnicas de relajación específicas. 

-Evita el consumo de alcohol, tabaco, otras drogas o fármacos, estos últimos sin la adecuada supervisión médica.

-Escucha música relajante cuando conduzcas, especialmente si te encuentres en una situación especialmente estresante como por ejemplo un atasco.

-Mantén un estilo de vida saludable: una dieta equilibrada y hacer ejercicio de forma habitual.

-Evita los pensamientos negativos y la sobreinformación relativa a la pandemia. 

-Sigue unas normas básicas de seguridad para prevenir y sentirse más seguro: higiene de manos, uso de mascarilla… Por supuesto, limpia e higieniza el vehículo antes y después de la conducción.

-Si al conducir se sufre un ataque de ansiedad o pánico, se debe tener el vehículo en una zona segura y solicitar ayuda. 

-Evita atascos y otros factores que te puedan generar tensión y estrés.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top