Skip to Content

¿Puedo quitar el reposacabezas para colocar bien una sillita?

¿Puedo quitar el reposacabezas para colocar bien una sillita?

14/10/2016

Debido al tipo de sistema de retención infantil que utilicemos, podemos encontrarnos con que la silla de coche pueda estar muy próximo al reposacabezas o que incluso éste impida su correcta instalación. Ante estos casos surge la duda: ¿puedo quitar el reposacabezas sin problemas? ¿Puede esto afectar a la seguridad de mi hijo?

Por supuesto, hablamos de sillitas en sentido a la marcha, ya que de lo contrario, no afectaría de ninguna forma. Recordamos aquí la importancia de llevar al menor -mirando hacia atrás al menos hasta los cuatro años, y siempre que las características físicas del niño lo permitan. 

Dependerá del SRI que utilicemos pero la mayoría de sillitas de coche cuentan con su propio reposacabezas, tal y como podemos ver en la infografía ‘Partes fundamentales de una silla infantil’. 

Por ello, si observamos que el reposacabezas nos impide colocar de manera efectiva la sillita, tendremos que hacer lo posible para que el SRI nos quede bien anclado. Una de las opciones es jugar con su altura para ver si conseguimos que entorpezca menos. Por otro lado, una opción que ofrecen los distintos fabricantes es intentar rotar el reposacabezas para que la parte trasera y suave sirva de apoyo. 

En caso de seguir siendo un obstáculo, lo mejor es retirarlo directamente. Aunque siempre tendremos que ser conscientes de este hecho. No podemos permitir que una persona adulta viaje en ese sitio sin el correspondiente reposacabezas.

Por otro lado, tenemos el caso de los alzadores que vienen sin respaldo. Aquí, no tendremos problemas con el reposacabezas. De hecho, éste juega igualmente un papel decisivo en la seguridad de los más pequeños pero siempre recuerda que su uso se realiza a partir de la talla.

No podemos olvidar que el reposacabezas limita el movimiento excesivo del cuello en caso de accidente y evita el latigazo cervical. Debe estar a unos 4 centímetros de la cabeza y en ningún caso nuestra cabeza debe sobresalir por encima. 

Si hemos quitado el reposacabezas para colocar el SRI y queremos volver a ponerlo, es importante asegurarse de que queda bien anclado y en la altura indicada para el pasajero. Si lo dejamos muy bajo, puede agravar las lesiones.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top