Skip to Content

¿Qué tipos de sillitas mirando hacia atrás hay en el mercado?

¿Qué tipos de sillitas mirando hacia atrás hay en el mercado?

29/04/2019

Hemos comentado en diversas ocasiones las bondades de las sillitas mirando hacia atrás como los sistemas de retención más seguros en los que transportar a los menores. La normativa actual —norma de homologación ECE R129— garantiza que los SRI de los pequeños se pueden instalar mirando hacia atrás hasta los 15 meses de edad. Esto estimula y facilita el uso de estos dispositivos. Recordamos que todavía sigue estando vigente la R44-04, que divide las sillitas en grupos. Los SRI de los Grupos 0 y 0+ también son mirando hacia atrás.

Eso sí, las recomendaciones más extendidas nos llevan a aconsejar el uso de este tipo de sillas hasta los cuatro años como mínimo. Es el modo más seguro de viajar para los más pequeños. La musculatura de cuello y espalda está todavía en fase de desarrollo en los menores de 4 años y es, comparativamente, mucho más débil que en niños mayores y, por supuesto, adultos. De hecho, desde Fundación MAPFRE recomendamos viajar mirando hacia atrás el mayor tiempo posible, siempre que se pueda.

A la hora de adquirir una de estas sillas, hemos de conocer muy bien qué nos ofrece el mercado. Por eso, describiremos en este artículo los tipos de sillitas mirando hacia atrás que podemos encontrar disponibles para la compra.

Tipos de asientos mirando hacia atrás

Hay tres tipos de asientos orientados hacia atrás: solo orientados hacia atrás, convertibles y «3 en 1». Cuando los niños alcanzan el mayor peso o longitud permitidos por el fabricante del asiento orientado hacia atrás, pueden seguir viajando con esa orientación en un asiento convertible o en un «3 en 1».

Asientos orientados hacia atrás

Se utilizan para bebés de hasta unos 15 kilos, son asientos pequeños y disponen de asas para su transporte. En general, tienen una base que se deja instalada en el coche, y tan solo hemos de ajustar el asiento a la base —como si fuese un anclaje ISOFIX—. Debe usarse solo para viajar, y no para dormir, alimentarse o cualquier otro uso fuera del vehículo.

Asientos convertibles usados mirando hacia atrás

Se puede utilizar orientado hacia atrás y, una vez que se supera la edad mínima permitida, o en el momento en que se decida cambiar la orientación, colocarlo mirando hacia adelante para niños mayores. Esto suele suceder cuando los niños superan el límite de peso o el límite de estatura para ir mirando hacia atrás.

Son sillitas más voluminosas que los asientos para bebés, y no suelen incluir bases separadas. Están diseñados para permanecer en el coche.

En muchos casos, los límites más de peso orientado son más altos, igual que la altura máxima permitida del pequeño.

Asientos «3 en 1» usados mirando hacia atrás

Son asientos que se puede utilizar mirando hacia atrás, hacia delante o como asientos elevadores. Esto significa que son asientos que se pueden utilizar más tiempo, aunque, como podemos imaginar, son unas soluciones «de compromiso», es decir, que siempre será mejor un asiento específico para cada momento de la vida del pequeño, adaptado exactamente a sus características físicas y necesidades.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top