Skip to Content

Qué pasa con la seguridad para niños en las ambulancias

DefaultAlt

Ya sabemos qué tipos de sillitas para coche existen y cómo han de ir adaptándose al crecimiento de los pequeños (¿sabes hasta cuándo han de llevar la sillita?), pues de ello depende su integridad en caso de colisión.

Si hablamos de otro tipo de vehículos, la norma no especifica esa obligatoriedad, por ejemplo en el caso de las ambulancias. La pregunta está clara, ¿qué elementos de retención infantil existen en las ambulancias, si nos ceñimos a las normas y la ley? La respuesta es que no existen elementos de retención apropiados a menos que la empresa concesionaria los instale.

Para ilustrar el caso, supongamos que tenemos una urgencia con nuestro pequeño, y que necesitamos de servicios sanitarios, una ambulancia. Para el caso de personas adultas está a su disposición la camilla, equipada con sistemas de sujeción para transportar al paciente. con ellos se inmoviliza a la persona para evitar agravar las lesiones, o generar otras nuevas. Eso, por definición, no es un sistema de retención, sino de sujeción, y están diseñados para adultos.

En el caso de los niños, esa sujeción no es la indicada por ese motivo. Además, en cualquier caso, la presencia de sistemas de retención infantil en las ambulancias no es algo generalizado. Es más, existen muchos casos de niños que viajan en brazos en la ambulancia, con el consiguiente riesgo de lesiones si se produjese cualquier incidencia. Es una especie de vacío legal, aunque sí es cierto que existen soluciones y que habrá profesionales que las exijan para sus ambulancias.

En el Reglamento General de Circulación, en el artículo 119.2, se enumeran las exenciones al uso del cinturón de seguridad. Una de las excepciones es la de los conductores y pasajeros de los vehículos en servicios de urgenciaque están exentos de la obligación de su uso por motivos operativos (es el mismo caso que los taxistas). Sin embargo, la exención de obligación no implica necesariamente que no se pueda elegir utilizar el sistema de retención adecuado.

En el caso de que un padre o una madre solicitase una retención adecuada para su hijo durante el viaje en ambulancia, estaría en su derecho de satisfacer esa demanda. Si las camillas no disponen de elementos apropiados para ello (pero sí para los adultos), se pone en riesgo la integridad del pequeño, algo que se puede evitar al 100% por el mero hecho de adaptar las camillas a las necesidades de los más frágiles de la familia.

Back to top