Skip to Content

¿Qué ocurre si viajamos con una sillita mal instalada?

¿Qué ocurre si viajamos con una sillita mal instalada?

14/09/2017

En materia de seguridad vial existen varios puntos de riesgo claro, ya sea desde el punto de vista de un conductor o del de los ocupantes de su vehículo, y uno de los más impredecibles es el del error humano. Si hablamos de sistemas de retención, y en concreto de sistemas de retención infantil, un gran porcentaje de los siniestros se producen por un error humano al asegurar la sillita del coche o al ajustar los cinturones. 

Para evitar esto existen nuevas homologaciones como la que conocemos como i-Size, además del ISOFIX. ISOFIX nació como un estándar de anclaje simple que consigue evitar los errores más típico al asegurar la silla al asiento, mientras que i-Size mejora y añade más características enfocadas en el buen uso de los SRI por parte de cualquier padre. Las homologaciones que se basan en el cinturón de seguridad del coche para anclar la sillita tienen el problema de esa posibilidad de error de colocación. Las sillas son igual de seguras que las ISOFIX o i-Size, pero el error en la colocación es uno de sus contras más conocidos.

Si viajamos con una sillita mal instalada estaremos poniendo en riesgo al niño y también a los demás ocupantes, puesto que el SRI está diseñado para estar correctamente sujeto por los cinturones, o con el anclaje ISOFIX. Si no lo hacemos bien es muy posible que no cumpla con sus funciones de protección como es debido. Si la sillita se suelta en caso de colisión puede impactar contra otro ocupante del vehículo o contra el conductor, además de que es posible que el niño se golpee contra alguna parte del interior del coche, o contra las ventanillas.

Consejos para instalar las sillita de coche y sujetar al menor

En un un dossier de la Fundación MAPFRE sobre el uso de los sistemas de retención infantil en España y Latinoamérica, publicado en octubre de 2016, se detallan los errores más comunes en la colocación y ajuste de los SRI, tanto cualquier montaje incorrecto del sistema de retención en el vehículo, como el posicionamiento incorrecto del niño en el SRI, como de la mala colocación del arnés de retención. Los errores más peligrosos a tener en cuenta, y evitar, son (según el proyecto CHILD):

  • Arnés / cinturón holgado.
  • Cinturón que no se fija de manera correcta a la hebilla por algún motivo.
  • Dobleces en el cinturón o el arnés.
  • Mal guiado de los cinturones, es decir, cuando los cinturones no siguen el camino indicado en las instrucciones para ese SRI.
  • Cuando una parte del cinturón hace su recorrido por detrás de la espalda del niño en lugar de estar apoyado en el hombro.
  • Cinturón por debajo del brazo.
  • Cinturón muy alto.
  • Instalación u orientación incorrecta.
  • Cuando el SRI no es el adecuado para las características físicas del niño.

Las consecuencias de una colocación incorrecta, en cualquier caso, pueden ser muy graves en regiones corporales como cabeza y cara, cuello y columna cervical, pecho, abdomen y extremidades, por lo que se recomienda tener mucha precaución y poca prisa a la hora de subir a los niños al coche y asegurarlos en su sillita.

Sigue también estos consejos prácticos para no cometer errores

Ayúdanos a conseguirlo

Back to top