Skip to Content

¿Qué ocurre si el cinturón de seguridad está mal colocado?

¿Qué ocurre si el cinturón de seguridad está mal colocado?

20/04/2021

No utilizar el cinturón de seguridad o no hacerlo de forma correcta puede poner en riesgo la seguridad de todos los ocupantes del vehículo, especialmente de los más pequeños. En primer lugar, debemos tener en cuenta la importancia de no pasar al cinturón de seguridad antes de tiempo. ¿El motivo? El cuerpo del niño todavía no está lo suficientemente preparado y el cinturón de seguridad no queda debidamente ajustado, es decir, el niño o niña no tiene la altura suficiente para que el cinturón quede donde debe estar. De ahí que en las etapas en las que el niño es más mayor se pueda utilizar únicamente un elevador o alzador (preferiblemente con respaldo). Su objetivo principal consiste en ‘elevar’ al niño para que el cinturón haga su función. Aquí hablamos de las consecuencias de no utilizar un alzador cuando es necesario.

Hay que tener en cuenta que no se debe dejar el sistema de retención infantil demasiado pronto, algo que se hace con mucha frecuencia, tal y como recoge el informe ‘Asientos elevadores en el automóvil: ¿Hasta cuándo hay que usarlos?’, de Fundación MAPFRE

¿Y hasta cuándo se debe utilizar un elevador? Aunque muchos países solo obligan a utilizar un sistema de retención infantil hasta los 135 cm, la altura ideal a partir de la cual el menor puede utilizar directamente el cinturón de seguridad son los 150 cm. Es en este momento cuando el cinturón quedará por lo general debidamente ajustado. 

¿Cómo saber si el cinturón queda adecuadamente?  

• La banda diagonal tiene que pasar por la clavícula, sobre el hombro y bien pegada al pecho. 

• La banda ventral debe queda lo más baja posible sobre la cadera.

EL RIESGO DE UN CINTURÓN DE TRES PUNTOS SIN ELEVADOR

Además de lo difícil que es encontrar un sistema de retención infantil que se pueda instalar con un cinturón de dos puntos, este tipo de cinturón es mucho menos eficaz a la hora de proteger a su ocupante. Sin embargo, cuando hablamos de menores, el cinturón de tres puntos no se debe poner a un menor si no va con un sistema de retención infantil. El principal motivo es que la banda diagonal puede ocasionar daños irreversibles en el niño o niña, es decir, el cinturón queda demasiado cerca del cuello y puede provocarles graves secuelas. 

Por todo ello, si el niño mide menos de 150 cm, solo debemos utilizar un cinturón de tres puntos si contamos con un alzador o elevador

¿ES MEJOR UN CINTURÓN DE DOS PUNTOS?

Un trabajo recientemente presentado por Marta Anglès, de Applus IDIADA, y Farid Bendjellal, de Britax, con el nombre ‘Safer Transport of childreen in buses and coaches (STCBC) durante el encuentro organizado por la entidad alemana TUV: ‘Protectin of childrren in cars’, revela que un cinturón de dos puntos es mucho menos seguro que uno de tres. Para ello, hacen alusión a diferentes crash test. 

Entre las conclusiones encontramos que el cinturón de dos puntos solo restringe las cargas en la parte superior de la pierna del maniquí utilizado y no hay restricción en la zona del torso. Esto significa que en caso de impacto el torso tiene un movimiento de elevación que termina con la cabeza del maniquí en contacto con el asiento. Además, hay riesgo de expulsión del ocupante. 

Cuando el  dummie que se utiliza equivale a un niño más grande, observan que las piernas del maniquí colisionan con el respaldo del asiento delantero. La cabeza incluso también puede llegar a impactar contra el asiento.

USAR CINTURÓN ANTES DE TIEMPO

El mencionado trabajo realizado por Fundación MAPFRE muestra las consecuencias de un niño de 6 años, aproximadamente, viaje en el asiento utilizando el cinturón de seguridad pero sin asiento elevador. En este crash test se observa que el cinturón presiona la zona del cuello del niño pudiendo provocar lesiones graves en esta zona. También se observa que el maniquí se desliza hacia delante haciendo que el cinturón pueda presionar su abdomen y pudiendo provocar una situación de submarinig:

También podemos encontrarnos con el caso contrario, que la banda superior esté demasiado lejos del hombro, hacia el brazo. En esta situación, el torso puede escapar a la sujeción del cinturón y se incrementa el riesgo de que la cabeza impacte contra alguna parte del coche.

CINTURÓN MAL COLOCADO: RETORCIDO U HOLGADO

Recuerda que el cinturón nunca debe ir retorcido, ni doblado ni holgado, ya que no hará su función: proteger en caso de siniestro o colisión. Si el cinturón está retorcido, sujetará peor el peso del cuerpo y, además, puede producir cortes o quemaduras mientras que si está holgado puede derivar en el temido efecto submarino.

Tanto si el cinturón se instala con un sistema de retención infantil (aquí abordamos qué ocurre si viajamos con una sillita mal instalada), como si va directamente sobre el menor o adulto, el cinturón debe colocarse de forma correcta.

Precisamente, un crash test realizado por Fundación MAPFRE demuestra, entre otros, las consecuencias de ir con el cinturón de seguridad holgado:

CINTURÓN MAL COLOCADO: POR DEBAJO DE LOS BRAZOS

También nos podemos encontrar con que el niño se abrocha el cinturón pero, además, saca los dos brazos. Es el efecto similar a ir con un cinturón de dos puntos. 

En este vídeo se muestra que el resultado puede ser fatídico. La cabeza del menor choca contra el propio asiento o sus piernas por la misma inercia. También hay que destacar la presión que sufre el abdomen. 

Por último, incidir en que, si ha llegado el momento de utilizar el cinturón, nunca se haga uso de pinzas o prendas demasiado voluminosas como abrigos. Por supuesto, tampoco se deben utilizar cojines o almohadas con el objetivo de ir más cómodos, ya que como hemos mencionado, puede producir un deslizamiento del cuerpo, el conocido como efecto submarino. 

El cinturón de seguridad es uno de los elementos de seguridad que más vidas ha salvado pero un niño solo debe utilizarlo cuando haya llegado el momento para ello. Nunca antes de tiempo o de forma incorrecta. Su seguridad está en juego. 

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top