Skip to Content

¿Qué hacer si hay un niño encerrado en un coche?

¿Qué hacer si hay un niño encerrado en un coche?

11/08/2017

A una temperatura de 25 grados en el exterior, un niño puede sufrir un golpe de calor con sólo estar 10 minutos en el interior del vehículo. Por ello, es fundamental reaccionar a tiempo y de la forma adecuada si vemos que hay un menor encerrado en un coche. Y es que a pesar de las consecuencias y de las campañas que se realizan al respecto, todos los veranos se ocurren casos similares.

Estas son las razones para no dejar a un niño sólo en el coche:

Tal y como recoge el ‘Informe golpes de calor en la infancia’, elaborado por Fundación MAPFRE:

-Lo primero que hay que hacer es verificar que el niño responde a sus señales.

-A continuación, avisar inmediatamente al 112, teléfono de emergencias válido para toda la Unión Europea. 

-Posteriormente, hay que abrir el automóvil. Es vital mantener siempre la seguridad del niño. Por ello, si rompemos una ventana, tendremos que pedir al niño que se coloque en el lado contrario. Por ejemplo, si el niño está sentado en el asiento trasero derecho, justo detrás del copiloto, la opción más segura para el menor es romper la ventanilla del conductor. 

-Después, sacaremos al niño del coche con cuidado de que no se corte

SI EL NIÑO SUFRE UN GOLPE DE CALOR…

-Si el menor está consciente, hay que tumbar al niño boca arriba en un lugar fresco, aflojarle la ropa, colocarle compresas frías (nunca hielo) y ofrecerle agua o una bebida isotónica (sueros de rehidratación oral).

-Tan pronto como se recupere hay que trasladarle a un centro sanitario para que lo examine un médico. 

-Si el niño está inconsciente, avisar nuevamente al 061 o al 112. Si no respira, hay que iniciar maniobras de reanimación cardiopulmonar pediátrica básica.

-Aunque el niño se recupere, es importante trasladarla a un centro sanitario para que se le practique una valoración médica.

-No se debe sumergir al niño en agua helada, ya que el contraste es perjudicial. Tampoco se aconsejan realizar friegas con alcohol, pues el alcohol podría absorberse a través de la piel del niño y provocar una intoxicación etílica.

 

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top